Rafael Pérez

Rafael Pérez

Rafael Pérez (Pastor)Conoció al Señor en el Templo Evangélico de la 19 de Marzo (1989) —Azua—, sirvió durante diez años en la Iglesia de Lucerna (Asambleas de Dios) y como maestro en varias congregaciones de Santo Domingo. También ha trabajado para el Departamento de Publicaciones de las Sociedades Bíblicas Unidas (SBU). En Abril del 2008 comenzó junto a su familia y un grupo de amigos la Comunidad Cristiana PezMundial. Rafael es Administrador de Empresas y vive en Santo Domingo (República Dominicana) junto a su esposa Carolina. Contacto: Twitter (@rperez) / Oficina (809) 238-5414 / rafael@pezmundial.com

Día Nacional de la Biblia

República Dominicana fue la primera nación del mundo en tener un Día Nacional de la Biblia, el 27 de Septiembre. Esto comenzó como una iniciativa del Pastor Álvaro Vicioso Santíl y ha abierto muchas puertas a la promoción de la Palabra de Dios en nuestro país.

La prioridad de la oración (Audio)

En medio de los días difíciles que está viviendo nuestra nación, la iglesia cristiana ha sido insistentemente cuestionada por su pasividad en tomar parte. Nuestros conciudadanos, y también nuestros miembros, están a la espera de que las iglesias cristianas se manifesten: que salgan a las calles, que levanten pancartas; nuestro silencio es tenido en el mejor de los casos como indolencia, y en el peor como complicidad.

La convicción de un llamado

Es deseable y necesario el involucramiento de todos los creyentes en la obra del ministerio, pero antes de entrar, el obrero debería tener una fuerte convicción de que es el Señor que le está llamando.

La purificación del templo (Audio)

Se ha profesionalizado la adoración, se adora —en cantidad— mucho más que antes, por mucho más medios, con muchos más utensilios y mucho mejor dispuestos, pero se delega más y más la responsabilidad en adoradores profesionales que se aseguran de que técnicamente todo esté donde debería de estar.

Cómo se corrompe la adoración

Prepararás de antemano tu sacrificio de alabanza o esperas encontrarlo en el templo? ¿Harás tú la debida diligencia de seleccionar el sacrificio correcto o descansarás en la experiencia de un líder de alabanza que lo hará por ti?