Iglesia, Cuerpo

Una intención corporativa (Audio)

Rafael Pérez

Audio Una intención corporativa.
Descargar Mp3 Spotify Google Podcasts Apple Podcasts

Hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo.Efesios 4:13

Introducción
La meta en la vida del creyente no debería ser solamente su crecimiento particular, sino que debería ocuparte también de crecer junto a sus hermanos, sabiendo que somos un cuerpo, una familia, que militamos juntos en el ejército del Señor. Así mismo lo describió el Apóstol Pablo en Efesios 4:12, la clavé está en la expresión «hasta que todos lleguemos», y no solamente algunos. Les comparto a continuación, en siete minutos, algunas ideas para comenzar a tener una intención más corporativa.

Algunas citas del audio

Es como si un equipo de béisbol que ha estado consistentemente perdiendo el campeonato buscara al mejor bateador del mejor de los equipos y le contrate. Con contratar al mejor no ganará el campeonato. La iglesia del Señor se levanta y triunfa junta o pierde separada, pero no hay manera de que alcancemos nuestro propósito en forma individual.


Dos de las claves del discipulado cristiano: (1) creemos en la membresía regenerada de una iglesia y (2) al mismo tiempo creemos en el potencial del alma del creyente. Por regla general, si una persona tiene a Cristo esa persona es edificable.


Lo que sucede más frecuentemente es que los hermanos participan en un culto de adoración y se dan por satisfechos. ¡No puedes edificar la vida que no conoces! ¡No puedes edificar aquel con el que no estás conectado! Primero te conectas y después aportas. Para poder participar en la edificación corporativa de la iglesia tienes que conectarte a la vida de la iglesia, y la vida de la iglesia sucede más allá del domingo.

Relacionado Artículo: La mecánica para la edificación de la iglesia.

Feb 12, 2019
Archivado en: Sermones en Audio



Lista de correo

Mantente en contacto. Recibe en tu correo los últimos artículos y actualizaciones.


Selecciones

Palabras de ánimo para mis hermanos ya ancianos

Palabras de ánimo para mis hermanos ya ancianos

No hace falta estar en la primera juventud, sino estar frescos en la presencia del Señor y prestos para responder cuando se nos requiera.

¿Por dónde comenzar a estudiar la Biblia?

¿Por dónde comenzar a estudiar la Biblia?

En la mayor parte de Latinoamérica la gente ya tiene cierto conocimiento sobre Jesús. Los tres primeros evangelios (Mateo, Marcos y Lucas) son especialmente útiles para conocer su persona, pero el cuarto evangelio (Juan) fue escrito expresamente «para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre».

Un criterio para seleccionar la música que escuchamos

Un criterio para seleccionar la música que escuchamos

Necesitamos un criterio para nuestra aproximación a la música. Aquí encontrarás una serie de consideraciones para que con la ayuda del Señor puedas establecer el tuyo. Sé que para algunos este podría ser un tema ya cerrado, pero creo que valdría la pena volver a pensarlo, para nuestro provecho y el de nuestros hermanos.

Cinco formas comunes en que se oculta la pereza

Cinco formas comunes en que se oculta la pereza

La pereza se confunde con emprendimiento, con optimización, con creatividad, con esperar oportunidades ideales y con una falsa idea de lo que es «el éxito»

La realidad del ministerio bivocacional

La realidad del ministerio bivocacional

Se les llama «ministros bivocacionales» a quienes aparte de su trabajo en la iglesia tienen que hacer otros trabajos para buscar su sustento y «ministros a tiempo completo» a quienes pueden dedicar todo su tiempo al trabajo en la iglesia y desde él pueden ser sostenidos.

Una perspectiva cristiana sobre el acondicionamiento físico

Una perspectiva cristiana sobre el acondicionamiento físico

El acondicionamiento físico (fitness) es la religión de nuestro tiempo, algo que consume gran cantidad de la atención mental y domina los temas en las conversaciones de sobremesa, mientras consumimos los últimos bocadillos.