Cordón de tres dobleces

Los beneficios de la compañía (Audio)

Rafael Pérez

Audio Los beneficios de la compañía. Sermón predicado en nuestra iglesia el Domingo 1 de Julio del 2018. Descargar MP3

Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo. Porque si cayeren, el uno levantará a su compañero; pero ¡ay del solo! que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante. También si dos durmieren juntos, se calentarán mutuamente; mas ¿cómo se calentará uno solo? Y si alguno prevaleciere contra uno, dos le resistirán; y cordón de tres dobleces no se rompe pronto.Eclesiastés 4:9-12

Introducción
Para cultivar las disciplinas espirituales ayuda mucho combatir primero las actitudes que se consideran «normales» pero les son contrarias. Por ejemplo, para cultivar la oración hay que combatir la autosuficiencia, para cultivar la lectura de las Escrituras luchemos contra el ser sabios en nuestra propia opinión. Y así mismo, para llegar a practicar la vida en comunidad, en vez de insistir e insistir en la necesidad de congregarnos, hagamos conciencia de los peligros de la soledad y los múltiples beneficios de la vida en compañía. El autor de Eclesiastés presenta cuatro razones diferentes por las que la vida en compañía es superior a la vida en soledad: estar acompañados tiene mejor recompensa («mejor paga de su trabajo»), en estar acompañados hay más seguridad («si cayeren, el uno levantará su compañero»), acompañados satisfacemos mejor nuestras necesidades («se calentarán mutuamente») y tenemos más protección y resistencia «dos le resistirán». Esta porción es frecuentemente usada en las bodas, y ciertamente se puede aplicar al matrimonio, pero es un llamado en general y una advertencia para evitar los peligros de la soledad.

Relacionado Audio: La prioridad del amor.

Foto — Robert Zunikoff / UNSPLASH

Jul 4, 2018
Archivado en: Sermones en Audio



Lista de correo

Mantente en contacto. Recibe en tu correo los últimos artículos y actualizaciones.


Selecciones

El privilegio de criar (Audio)

El privilegio de criar (Audio)

Una madre tuvo que desprenderse de su hijo y Dios intervino milagrosamente para darle la oportunidad de criarlo. Lo hizo bien y sus resultados se hicieron evidentes.

Cinco formas comunes en que se oculta la pereza

Cinco formas comunes en que se oculta la pereza

La pereza se confunde con emprendimiento, con optimización, con creatividad, con esperar oportunidades ideales y con una falsa idea de lo que es «el éxito»

¿Por dónde comenzar a estudiar la Biblia?

¿Por dónde comenzar a estudiar la Biblia?

En la mayor parte de Latinoamérica la gente ya tiene cierto conocimiento sobre Jesús. Los tres primeros evangelios (Mateo, Marcos y Lucas) son especialmente útiles para conocer su persona, pero el cuarto evangelio (Juan) fue escrito expresamente «para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre».

Implicaciones prácticas de la doctrina cristiana (Audio)

Implicaciones prácticas de la doctrina cristiana (Audio)

Si realmente los cristianos tenemos una doctrina superior, debería serlo también nuestra manera de vivir. A diferencia de la filosofía, que encuentra su propósito en el conocimiento por sí mismo, la doctrina cristiana carece de valor cuando solamente se entiende; hasta que no somos llevados a actuar, a decidir, a cambiar de rumbo, ella no ha alcanzado su propósito.

Ana: tres lecciones de gratitud (1/3)

Ana: tres lecciones de gratitud (1/3)

Gratitud es la expresión de aquel que ha recibido algo, y en nuestra relación con Dios debería ser esta una constante. Dada la multitud de los bienes recibidos de Él, nos quedaremos cortos en nuestra expresión de agradecimiento, por eso, todo momento es oportuno para estimular la gratitud, es una de las cosas que nunca sobran, sino que siempre hacen falta.

Un criterio para seleccionar la música que escuchamos

Un criterio para seleccionar la música que escuchamos

Necesitamos un criterio para nuestra aproximación a la música. Aquí encontrarás una serie de consideraciones para que con la ayuda del Señor puedas establecer el tuyo. Sé que para algunos este podría ser un tema ya cerrado, pero creo que valdría la pena volver a pensarlo, para nuestro provecho y el de nuestros hermanos.