Ovejas sin pastor

Rafael Pérez

Jesús vio la gran cantidad de gente que lo seguía y sintió mucha compasión por todas esas personas, porque estaban confundidas e indefensas. Eran como ovejas que no tienen un pastor que las cuide. (Mateo 5:36 TLA)

En casi tres años que tengo en el ministerio pastoral me he dado cuenta de que la mayoría de las personas, cuando viene a buscar un consejo, no es un consejo lo que buscan, sino una aprobación. Dejarse guiar es lo más difícil. La gente quiere hacer su propia ruta —sin importar la dirección a la que conduzca— y presentarla sólo buscando una palabra de afirmación. Me preocupa mucho el hecho de que muy pocos cristianos estén siendo realmente pastoreados, muchos son alimentados, muchos animados, pero realmente pastoreados (alimentados, cuidados y guiados) muy pocos. Me preocupa más, porque de aquellas ovejas que el Señor ha puesto en mis manos, un día me pedirá cuentas, y no quisiera rascarme la cabeza o tartamudear mucho ante su presencia.

Un gran privilegio

La semana pasada compartí un rato con José Rafael Parra, mi pastor de toda la vida, y entendí el gran privilegio que fue para mí su cuidado pastoral durante muchos años. No siempre entendí lo que él hacía y en innumerables ocasiones le cuestioné a sus espaldas, pero indudablemente, Parra me cuidó, me guió y me alimentó durante mucho tiempo; sólo cuando me alejé de él pude valorarlo en su justa dimensión y quizás sin su ayuda no tuviera donde estoy. Quizás piensen que soy algo vano por afirmar que estoy en algún lugar, pero es que yo sí sé de dónde vengo.

Dic 1, 2010
Archivado en: Personales, PezMundial



Lista de correo

Mantente en contacto. Recibe en tu correo los últimos artículos y actualizaciones.


Selecciones

Una perspectiva cristiana sobre el acondicionamiento físico

Una perspectiva cristiana sobre el acondicionamiento físico

El acondicionamiento físico (fitness) es la religión de nuestro tiempo, algo que consume gran cantidad de la atención mental y domina los temas en las conversaciones de sobremesa, mientras consumimos los últimos bocadillos.

Cómo aprovechar mejor tu tiempo

Cómo aprovechar mejor tu tiempo

Asuntos básicos como tener una agenda o un presupuesto podría impactar más en tu crecimiento espiritual de lo que has sido consciente.

¿Por dónde comenzar a estudiar la Biblia?

¿Por dónde comenzar a estudiar la Biblia?

En la mayor parte de Latinoamérica la gente ya tiene cierto conocimiento sobre Jesús. Los tres primeros evangelios (Mateo, Marcos y Lucas) son especialmente útiles para conocer su persona, pero el cuarto evangelio (Juan) fue escrito expresamente «para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre».

Una guía, en tres etapas, para el estudio bíblico

Una guía, en tres etapas, para el estudio bíblico

Sin importar los años que tengas estudiando la Biblia siempre volverás a los fundamentos (Cristo y el evangelio), siempre estarás estudiando todas las Escrituras para tener más contexto y resumiendo en forma de doctrina, cada vez con más claridad, las cosas que vas aprendiendo.

Cuatro (4) motivaciones para trabajar en equipo

Cuatro (4) motivaciones para trabajar en equipo

Vale la pena trabajar en equipo, y para hacerlo conviene tener presente las motivaciones que nos llevaron a dejar de trabajar solos.

La mecánica para la edificación de la iglesia

La mecánica para la edificación de la iglesia

Comenzar el trabajo de edificación sin comprender bien el mecanismo solamente conduce a la frustración y a un cansancio sin fruto.