Bautismo

¿Qué necesita una persona para ser bautizada?

15 febrero 2019 / Rafael Pérez

Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.Mateo 28:18-20

Pregunta
Ya acepté a Cristo como mi salvador, ¿qué necesito para ser bautizado?

Podríamos mecánicamente sumergir a alguien en las aguas, pero no podemos salvarle.

El bautismo cristiano es una ordenanza del Señor, algo en lo que todo creyente verdadero debería participar. Es simbólica, cuando somos bautizados estamos con ello representando en la esfera pública algo que de hecho ya sucedió en nuestro corazón (la esfera privada): el perdón de nuestros pecados y el nuevo nacimiento. La Escritura enseña que nuestra salvación es por gracia, al poner nuestra fe en Cristo1, no por obra alguna, concreta o simbólica en la que podamos participar por nuestros propios medios. La salvación es una obra que opera Dios según su soberanía y voluntad, y ningún hombre puede disponer de ella usando sus propios medios: podríamos mecánicamente sumergir a alguien en las aguas, pero no podemos salvarle. Este entendimiento no reduce el valor del bautismo, sino que lo hace evidente: todo creyente verdadero desea ser bautizado, deseará hacerlo a causa de su salvación, primero para cumplir con lo que el Señor ordenó (obediencia) y después para identificarse con él públicamente (testimonio).

Aun así, surgen preguntas acerca del nivel de madurez que debería tener el creyente antes de ser bautizado, el tiempo que se debería esperar antes de hacerlo o cuál es su situación antes de ir a las aguas (es o no salvo) que a continuación intentaré darle respuesta.
Continuar leyendo

  1. Efesios 2:8-9 []

Iglesia, Unidad

Cómo se une una iglesia (Audio)

14 febrero 2019 / Rafael Pérez

Audio Cómo se une una iglesia. (9 Minutos)
Descargar Mp3 Spotify Google Podcasts Apple Podcasts

Hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo.Efesios 4:13

Introducción
Muchas personas están buscando una iglesia unidad, lo que regularmente significa, una en la que todos sus miembros se parecen. Su búsqueda de unidad puede ser muy loable, pero ese no es el camino que muestra el Nuevo Testamento. Cuando Pablo le escribió a la iglesia, en Efesios 4:13, les invitó a buscar una unidad centrada en Cristo. Les dijo el apóstol: «hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del hijo de Dios». La unidad no está en que tengamos todos el mismo temperamento, la misma formación familiar o trasfondo étnico, sino, en parecernos todos un poco más a Cristo.

Continuar leyendo

Bienaventuranzas / Persecución a causa de la justicia

Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia

13 febrero 2019 / Rafael Pérez

Serie de Artículos Este artículo es la última parte de una serie más extensa (ocho artículos en total) sobre las bienaventuranzas. Pueden leer la introducción (Introducción al estudio de las Bienaventuranzas), la primera parte (bienaventurados los pobres en espíritu) la segunda (bienaventurados los que lloran), la tercera (bienaventurados los mansos), la cuarta (bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia), la quinta (bienaventurados los misericordiosos), la sexta (bienaventurados los de limpio corazón) y la séptima (bienaventurados los pacificadores). Inicialmente esta fue una serie de sermones predicados en nuestra iglesia entre Febrero 2015 y Febrero 2016.

Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo. Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros. Mateo 5:10-12

Las bienaventuranza concluyen con la consecuencia esperable de vivir contra la corriente dentro de un mundo caído. Si se consideran solamente las primeras siete y se ignorará la octava sería fácil cambiar la intención de las mismas o aplicarlas fuera del reino —como ya han pretendido algunos—, pero esta última separa completamente al mundo de los bienaventurados y cambia cualquier expectativa de reconocimiento mundano por persecuciones, vituperios y calumnias. Terminan con una esperanza: heredar el reino de los cielos. Ahora vemos que las bienaventuranzas no son una agenda utópica, tampoco recomendaciones idealistas no aplicables, sino un llamado costoso a un estilo de vida radicalmente distinto al mundo, tanto, que quienes impulsados por el Espíritu Santo nos dedicamos a cultivarlas, deberíamos prepararnos para ser perseguidos, y en vez de esperar ser congratulados por el mundo buscar aliento en las promesas: el reino es nuestro y grande nuestro galardón.
Continuar leyendo

Iglesia, Cuerpo

Una intención corporativa (Audio)

12 febrero 2019 / Rafael Pérez

Audio Una intención corporativa.
Descargar Mp3 Spotify Google Podcasts Apple Podcasts

Hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo.Efesios 4:13

Introducción
La meta en la vida del creyente no debería ser solamente su crecimiento particular, sino que debería ocuparte también de crecer junto a sus hermanos, sabiendo que somos un cuerpo, una familia, que militamos juntos en el ejército del Señor. Así mismo lo describió el Apóstol Pablo en Efesios 4:12, la clavé está en la expresión «hasta que todos lleguemos», y no solamente algunos. Les comparto a continuación, en siete minutos, algunas ideas para comenzar a tener una intención más corporativa.

Continuar leyendo

Ministerio cristiano, obreros

Tres (3) barreras para involucrar obreros en el ministerio

11 febrero 2019 / Rafael Pérez

Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor. Entonces dijo a sus discípulos: A la verdad la mies es mucha, mas los obreros pocos. Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies. (Mateo 9:36-38)

Pregunta
¿Cómo podemos lograr que los miembros de la iglesia local se involucren en la obra del ministerio?

Una de mis responsabilidades pastorales es capacitar a mis hermanos para la obra del ministerio, esto incluye desde entrenarlos hasta involucrarlos en un ministerio según sus dones y supervisar su avance. Esta es una tarea que me tomo con seriedad: (1) ocupándome personalmente de recibir a cada creyente que el Señor trae a nuestra iglesia local, (2) ofreciéndole entrenamiento para la obra en el ministerio y, en oración y reflexión, (3) buscando oportunidades para que ellos usen sus dones. Realmente creo que el avance de la obra del Señor está muy condicionado por la disponibilidad de obreros. Los obreros son enviados por el Señor como respuesta a una oración, pero no siempre como un producto ya terminado, sino como una provisión en bruto, a desarrollar con diligencia y paciencia por cada iglesia local. En esta tarea he encontrado consistentemente algunas barreras, no son casos particulares o aislados, sino muy recurrentes, por lo que creo que en otras iglesias locales podrían también estarse presentando. Tomo este tiempo para describirlas buscando que al ser conscientes de ellas trabajemos juntos para superarlas.
Continuar leyendo

Vejez, Ancianos cristianos, adultos mayores

Palabras de ánimo para mis hermanos ya ancianos

8 febrero 2019 / Rafael Pérez

Estaba Eliseo enfermo de la enfermedad de que murió. Y descendió a él Joás rey de Israel, y llorando delante de él, dijo: ¡Padre mío, padre mío, carro de Israel y su gente de a caballo! 2 Reyes 13:14

Eliseo, el profeta del Señor, tuvo un dilatado ministerio que se proyectó por cincuenta años a lo largo del reinado de cuatro reyes de Israel: Acab, Jehú, Joacaz y Joás. Pero no en todos los años tuvo el mismo nivel de actividad: el comienzo de su ministerio, cuando sucedió a Elías y recibió la doble porción que anhelaba, fue mucho más activo que el final, donde por décadas estuvo en un relativo anonimato; pero en todos los momentos, en los de mucha fortaleza física y en los de relativa debilidad, sirvió el profeta a Dios con mucha fidelidad.

Físicamente disminuido, espiritualmente poderoso

El momento final de su vida llama la atención: ya enfermo, quizás pasaba de los ochenta años y estaba a punto de morir en relativo anonimato, entonces el rey Joás vino a visitarle, no tanto para buscar algún servicio espiritual sino en un gesto de gratitud, por haber sido un profeta utilizado por Dios en otros tiempos para el bienestar de su pueblo. En medio de la visita sucedió algo impresionante. Cuando Eliseo ya no lo esperaba, cuando quizás tampoco lo esperaban el rey ni el pueblo, aún en medio de la enfermedad y ante la perspectiva de su muerte inminente, Dios vino otra vez y le usó con poder para profetizar la destrucción de los enemigos de su pueblo. ¡Lo que el profeta anheló y no consiguió en sus años de mayor vigor! Todo sucedió de forma muy rápida e imprevista, se describe en 2 de Reyes 13:14-19. Con la autoridad con que hablan los representantes del Señor el debilitado profeta fue guiando al rey de Israel a lo largo de dos lecciones objetivas: lanzar una flecha al oriente (poniendo sus debilitadas manos sobre las manos del rey) y golpear el suelo con las flechas en Señal de la victoria.
Continuar leyendo



Lista de correo

Mantente en contacto. Recibe en tu correo los últimos artículos y actualizaciones.


Selecciones

Nuestras buenas obras

Nuestras buenas obras

Viene sucediendo desde el libro de los Hechos en cada momento de la historia, cada vez que el reino de los cielos se ha abierto camino entre las tinieblas ha dejado tras su paso una estela de benevolencia: testimonios, instituciones, justicia y solidaridad.

Un criterio para seleccionar la música que escuchamos

Un criterio para seleccionar la música que escuchamos

Necesitamos un criterio para nuestra aproximación a la música. Aquí encontrarás una serie de consideraciones para que con la ayuda del Señor puedas establecer el tuyo. Sé que para algunos este podría ser un tema ya cerrado, pero creo que valdría la pena volver a pensarlo, para nuestro provecho y el de nuestros hermanos.

(Audio) La relación pastoral

(Audio) La relación pastoral

Una valiosa relación en la vida de todo creyente es su relación pastoral, relación que debe ser edificada intencionalmente a través del tiempo con el fin de llegar juntos a glorificar al Señor. El pastor ha sido dado por Cristo a su rebaño para dirigirle, cuidarle y alimentarle, con la advertencia solemne de que un día dará cuenta por cada oveja al Señor de los pastores.

Cinco formas comunes en que se oculta la pereza

Cinco formas comunes en que se oculta la pereza

La pereza se confunde con emprendimiento, con optimización, con creatividad, con esperar oportunidades ideales y con una falsa idea de lo que es «el éxito»

Cómo aprovechar mejor tu tiempo

Cómo aprovechar mejor tu tiempo

Asuntos básicos como tener una agenda o un presupuesto podría impactar más en tu crecimiento espiritual de lo que has sido consciente.

La realidad del ministerio bivocacional

La realidad del ministerio bivocacional

Se les llama «ministros bivocacionales» a quienes aparte de su trabajo en la iglesia tienen que hacer otros trabajos para buscar su sustento y «ministros a tiempo completo» a quienes pueden dedicar todo su tiempo al trabajo en la iglesia y desde él pueden ser sostenidos.