Pastor

Tres (3) referentes incorrectos para el trabajo pastoral

18 febrero 2019 / Rafael Pérez

Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto. No como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey.1 Pedro 5:2-3

Pedro había sido pescador, hombre habituado al mar, sin embargo, cuando escribió a otros ancianos, consiervos suyos, no describió su trabajo con el lenguaje de la pesca, sino con la misma metáfora de la vida pastoril con que su Señor le describió a él mismo la tarea al final de su ministerio.

No debemos dar por hecho que nuestra preparación previa siempre será útil, o que será suficiente.

Al leer la primera carta del Apóstol Pedro algo que me llama la atención: Pedro había sido pescador, hombre habituado al mar, sin embargo, cuando escribió a otros ancianos, consiervos suyos, no describió su trabajo con el lenguaje de la pesca, sino con la misma metáfora de la vida pastoril con que su Señor le describió a él la tarea al final de su ministerio: «cuando hubieron comido, Jesús dijo a Simón Pedro: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas más que éstos? Le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. Él le dijo: Apacienta mis corderos1». Entonces ahora pedro escribe a otros obreros: «apacentad la grey de Dios que está entre vosotros2». Esto es significativo, pues nos indica la importancia de tener la perspectiva correcta sobre la tarea que se nos ha encomendado. Los obreros del Señor no tenemos la libertad de aproximarnos arbitrariamente a la obra según nuestras expectativas, nuestros conocimientos adquiridos o nuestras experiencias pasadas, no debemos dar por hecho que nuestra preparación previa siempre será útil, o que será suficiente, si hemos sido llamados por Dios hagamos la debida diligencia de ajustar nuestras expectativas, adquirir nuevos conocimientos y desarrollar un nuevo conjunto de experiencias.

Continuar leyendo

  1. Juan 21:15 []
  2. 1 Pedro 5:2 []

Bautismo

¿Qué necesita una persona para ser bautizada?

15 febrero 2019 / Rafael Pérez

Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.Mateo 28:18-20

Pregunta
Ya acepté a Cristo como mi salvador, ¿qué necesito para ser bautizado?

Podríamos mecánicamente sumergir a alguien en las aguas, pero no podemos salvarle.

El bautismo cristiano es una ordenanza del Señor, algo en lo que todo creyente verdadero debería participar. Es simbólica, cuando somos bautizados estamos con ello representando en la esfera pública algo que de hecho ya sucedió en nuestro corazón (la esfera privada): el perdón de nuestros pecados y el nuevo nacimiento. La Escritura enseña que nuestra salvación es por gracia, al poner nuestra fe en Cristo1, no por obra alguna, concreta o simbólica en la que podamos participar por nuestros propios medios. La salvación es una obra que opera Dios según su soberanía y voluntad, y ningún hombre puede disponer de ella usando sus propios medios: podríamos mecánicamente sumergir a alguien en las aguas, pero no podemos salvarle. Este entendimiento no reduce el valor del bautismo, sino que lo hace evidente: todo creyente verdadero desea ser bautizado, deseará hacerlo a causa de su salvación, primero para cumplir con lo que el Señor ordenó (obediencia) y después para identificarse con él públicamente (testimonio).

Aun así, surgen preguntas acerca del nivel de madurez que debería tener el creyente antes de ser bautizado, el tiempo que se debería esperar antes de hacerlo o cuál es su situación antes de ir a las aguas (es o no salvo) que a continuación intentaré darle respuesta.
Continuar leyendo

  1. Efesios 2:8-9 []

Iglesia, Unidad

Cómo se une una iglesia (Audio)

14 febrero 2019 / Rafael Pérez

Audio Cómo se une una iglesia. (9 Minutos)
Descargar Mp3 Spotify Google Podcasts Apple Podcasts

Hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo.Efesios 4:13

Introducción
Muchas personas están buscando una iglesia unidad, lo que regularmente significa, una en la que todos sus miembros se parecen. Su búsqueda de unidad puede ser muy loable, pero ese no es el camino que muestra el Nuevo Testamento. Cuando Pablo le escribió a la iglesia, en Efesios 4:13, les invitó a buscar una unidad centrada en Cristo. Les dijo el apóstol: «hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del hijo de Dios». La unidad no está en que tengamos todos el mismo temperamento, la misma formación familiar o trasfondo étnico, sino, en parecernos todos un poco más a Cristo.

Continuar leyendo

Bienaventuranzas / Persecución a causa de la justicia

Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia

13 febrero 2019 / Rafael Pérez

Serie de Artículos Este artículo es la última parte de una serie más extensa (ocho artículos en total) sobre las bienaventuranzas. Pueden leer la introducción (Introducción al estudio de las Bienaventuranzas), la primera parte (bienaventurados los pobres en espíritu) la segunda (bienaventurados los que lloran), la tercera (bienaventurados los mansos), la cuarta (bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia), la quinta (bienaventurados los misericordiosos), la sexta (bienaventurados los de limpio corazón) y la séptima (bienaventurados los pacificadores). Inicialmente esta fue una serie de sermones predicados en nuestra iglesia entre Febrero 2015 y Febrero 2016.

Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo. Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros. Mateo 5:10-12

Las bienaventuranza concluyen con la consecuencia esperable de vivir contra la corriente dentro de un mundo caído. Si se consideran solamente las primeras siete y se ignorará la octava sería fácil cambiar la intención de las mismas o aplicarlas fuera del reino —como ya han pretendido algunos—, pero esta última separa completamente al mundo de los bienaventurados y cambia cualquier expectativa de reconocimiento mundano por persecuciones, vituperios y calumnias. Terminan con una esperanza: heredar el reino de los cielos. Ahora vemos que las bienaventuranzas no son una agenda utópica, tampoco recomendaciones idealistas no aplicables, sino un llamado costoso a un estilo de vida radicalmente distinto al mundo, tanto, que quienes impulsados por el Espíritu Santo nos dedicamos a cultivarlas, deberíamos prepararnos para ser perseguidos, y en vez de esperar ser congratulados por el mundo buscar aliento en las promesas: el reino es nuestro y grande nuestro galardón.
Continuar leyendo

Iglesia, Cuerpo

Una intención corporativa (Audio)

12 febrero 2019 / Rafael Pérez

Audio Una intención corporativa.
Descargar Mp3 Spotify Google Podcasts Apple Podcasts

Hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo.Efesios 4:13

Introducción
La meta en la vida del creyente no debería ser solamente su crecimiento particular, sino que debería ocuparte también de crecer junto a sus hermanos, sabiendo que somos un cuerpo, una familia, que militamos juntos en el ejército del Señor. Así mismo lo describió el Apóstol Pablo en Efesios 4:12, la clavé está en la expresión «hasta que todos lleguemos», y no solamente algunos. Les comparto a continuación, en siete minutos, algunas ideas para comenzar a tener una intención más corporativa.

Continuar leyendo

Ministerio cristiano, obreros

Tres (3) barreras para involucrar obreros en el ministerio

11 febrero 2019 / Rafael Pérez

Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor. Entonces dijo a sus discípulos: A la verdad la mies es mucha, mas los obreros pocos. Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies. (Mateo 9:36-38)

Pregunta
¿Cómo podemos lograr que los miembros de la iglesia local se involucren en la obra del ministerio?

Una de mis responsabilidades pastorales es capacitar a mis hermanos para la obra del ministerio, esto incluye desde entrenarlos hasta involucrarlos en un ministerio según sus dones y supervisar su avance. Esta es una tarea que me tomo con seriedad: (1) ocupándome personalmente de recibir a cada creyente que el Señor trae a nuestra iglesia local, (2) ofreciéndole entrenamiento para la obra en el ministerio y, en oración y reflexión, (3) buscando oportunidades para que ellos usen sus dones. Realmente creo que el avance de la obra del Señor está muy condicionado por la disponibilidad de obreros. Los obreros son enviados por el Señor como respuesta a una oración, pero no siempre como un producto ya terminado, sino como una provisión en bruto, a desarrollar con diligencia y paciencia por cada iglesia local. En esta tarea he encontrado consistentemente algunas barreras, no son casos particulares o aislados, sino muy recurrentes, por lo que creo que en otras iglesias locales podrían también estarse presentando. Tomo este tiempo para describirlas buscando que al ser conscientes de ellas trabajemos juntos para superarlas.
Continuar leyendo



Lista de correo

Mantente en contacto. Recibe en tu correo los últimos artículos y actualizaciones.


Selecciones

Cómo encontrar deleite en la voluntad de Dios

Cómo encontrar deleite en la voluntad de Dios

Alguien puede decirte lo que Dios espera de ti, pero nadie puede prepararte para que eso haga sentido en tu mente, y aún menos, para que encuentres agradable hacer algo que frecuentemente va en contra de tus intereses materiales o deseos carnales.

Cómo aprovechar mejor tu tiempo

Cómo aprovechar mejor tu tiempo

Asuntos básicos como tener una agenda o un presupuesto podría impactar más en tu crecimiento espiritual de lo que has sido consciente.

María: cualidades de una madre ejemplar (Audio)

María: cualidades de una madre ejemplar (Audio)

Prediqué este sermón el domingo pasado con motivo del día de las madres, pero como todas las Escrituras, es apropiado para toda la familia.

Dos (2) fuertes <br>motivaciones para orar

Dos (2) fuertes
motivaciones para orar

Orar es más que pedir cosas, es también manifestar una actitud ante nuestro Señor, ¡y rendir cuentas! Cuando venimos a su presencia, aún antes de abrir los labios con nuestra actitud ya estamos hablando.

Ana: tres lecciones de gratitud (1/3)

Ana: tres lecciones de gratitud (1/3)

Gratitud es la expresión de aquel que ha recibido algo, y en nuestra relación con Dios debería ser esta una constante. Dada la multitud de los bienes recibidos de Él, nos quedaremos cortos en nuestra expresión de agradecimiento, por eso, todo momento es oportuno para estimular la gratitud, es una de las cosas que nunca sobran, sino que siempre hacen falta.

Una perspectiva cristiana sobre el acondicionamiento físico

Una perspectiva cristiana sobre el acondicionamiento físico

El acondicionamiento físico (fitness) es la religión de nuestro tiempo, algo que consume gran cantidad de la atención mental y domina los temas en las conversaciones de sobremesa, mientras consumimos los últimos bocadillos.