¿Qué es evangelizar?

Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios. Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas. Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas. Mas el que practica la verdad viene a la luz, para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios.Juan 3:17-21 RVR

Evangelizar no es entusiasmar a los incrédulos con la vida cristiana, con los variopintos programas de nuestra iglesia local, con el dinamismo de nuestras reuniones, con nuestra música, con la historia de nuestra denominación o buen testimonio; mucho menos, atraerlos a la personalidad de un líder o al afecto de un grupo de hermanos en un grupo pequeño. Evangelizar es exponer a los incrédulos a la buena noticia del evangelio —Cristo murió por nuestros pecados y se levantó de entre los muertos; ambas cosas conforme a las Escrituras1— contando no con nuestra oratoria o capacidad de persuasión2, sino, con que por un milagro de Dios las pupilas de los ciegos sean abiertas y al ver la luz de Cristo y quedar en evidencia por su deplorable condición de pecado, amen más la luz que las tinieblas y no al revés, que corran hacia Dios para ser limpiados en vez de correr de Dios para aferrarse a sus malas obras y ser de ese modo condenados. Así, el éxito de nuestra misión no depende de artilugios humanos, nosotros solamente tenemos que entregar una noticia3 que parece locura a los que se pierden4, que adquiere significado y sentido por un milagro de Dios —aunque sea usado un instrumento humano5— y que es eficaz en quien la recibe por medio de la fe6.

  1. 1 Corintios 15:1-4 []
  2. 2 Corintios 4:7 RVR: «Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros». []
  3. Marcos 16:15 RVR: «Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura». []
  4. 1 Corintios 1:18 RVR: «Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios». []
  5. Hechos 26:16-18 RVR: «Pero levántate, y ponte sobre tus pies; porque para esto he aparecido a ti, para ponerte por ministro y testigo de las cosas que has visto, y de aquellas en que me apareceré a ti, librándote de tu pueblo, y de los gentiles, a quienes ahora te envío para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios; para que reciban, por la fe que es en mí, perdón de pecados y herencia entre los santificados». []
  6. Romanos 5:2 RVR: «Por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios». []

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.