Notas del Sermón

Rafael Pérez
Notas del Sermón

Cuando me preparo para la enseñanza del domingo frecuentemente produzco más material del que puedo compartir. Durante la semana voy orando, estudiando y meditando en el pasaje de las Escrituras que compartiré, tomo muchas notas —antes en servilletas, ahora en el teléfono— y dibujo diagramas en una pizarra. Esas notas terminan convirtiéndose en los puntos principales y secundarios del sermón y determinan su extensión: los diagramas de la pizarra me ayudan a construir el andamiaje. Al compartirlo, tengo que explicar, ilustrar y aplicar cada uno de esos puntos en menos de una hora —antes de que Eutico1 se me duerma— y el tiempo regularmente no da, por lo que gran parte de mi trabajo del sábado es editar el material determinando cuáles de los puntos se incluyen y cuáles se quedan fuera a la luz del objetivo del mismo. La pregunta es: ¿cuáles son los puntos principales (regularmente tres) y secundarios más apropiados para llegar al objetivo? Así, muchas de las notas que tomo para el sermón se quedan fuera por asunto de espacio. Si el material restante es suficiente se convierte en otro sermón y si son muchas notas de un solo punto en un artículo. Lo que he pensado es comenzar a publicar esas notas que tomé para el sermón tal cuál, en bruto. Serían como los extras del tema del domingo. En un rato subiré la primera, uno de los puntos que pretendía incluir el domingo pasado (Fruto para Su Gloria) y por razones de espacio se quedó fuera.

  1. Hechos 20:9-10 RVR: «Y un joven llamado Eutico, que estaba sentado en la ventana, rendido de un sueño profundo, por cuanto Pablo disertaba largamente, vencido del sueño cayó del tercer piso abajo, y fue levantado muerto. Entonces descendió Pablo y se echó sobre él, y abrazándole, dijo: No os alarméis, pues está vivo». []
Abr 17, 2012
Archivado en: Anuncios



Lista de correo

Mantente en contacto. Recibe en tu correo los últimos artículos y actualizaciones.


Selecciones

La prioridad de la oración (Audio)

La prioridad de la oración (Audio)

En medio de los días difíciles que está viviendo nuestra nación, la iglesia cristiana ha sido insistentemente cuestionada por su pasividad en tomar parte. Nuestros conciudadanos, y también nuestros miembros, están a la espera de que las iglesias cristianas se manifesten: que salgan a las calles, que levanten pancartas; nuestro silencio es tenido en el mejor de los casos como indolencia, y en el peor como complicidad.

Cinco formas comunes en que se oculta la pereza

Cinco formas comunes en que se oculta la pereza

La pereza se confunde con emprendimiento, con optimización, con creatividad, con esperar oportunidades ideales y con una falsa idea de lo que es «el éxito»

Cómo encontrar deleite en la voluntad de Dios

Cómo encontrar deleite en la voluntad de Dios

Alguien puede decirte lo que Dios espera de ti, pero nadie puede prepararte para que eso haga sentido en tu mente, y aún menos, para que encuentres agradable hacer algo que frecuentemente va en contra de tus intereses materiales o deseos carnales.

El privilegio de criar (Audio)

El privilegio de criar (Audio)

Una madre tuvo que desprenderse de su hijo y Dios intervino milagrosamente para darle la oportunidad de criarlo. Lo hizo bien y sus resultados se hicieron evidentes.

Un criterio para seleccionar la música que escuchamos

Un criterio para seleccionar la música que escuchamos

Necesitamos un criterio para nuestra aproximación a la música. Aquí encontrarás una serie de consideraciones para que con la ayuda del Señor puedas establecer el tuyo. Sé que para algunos este podría ser un tema ya cerrado, pero creo que valdría la pena volver a pensarlo, para nuestro provecho y el de nuestros hermanos.

Algunas motivaciones para tener un Campamento Bíblico de Verano

Algunas motivaciones para tener un Campamento Bíblico de Verano

Es un esfuerzo enorme desde todos los puntos de vista y lo que nos impulsa es la convicción: los niños tienen alma, y la suya tiene el mismo valor que la de un adulto. Así mismo, creemos que los medios de gracia del Señor pueden alcanzar a los pequeños desde la más tierna a edad.