Calidad / Cantidad (¡Ambas!)

Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor. Entonces dijo a sus discípulos: A la verdad la mies es mucha, mas los obreros pocos. Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies. Mateo 9:36-38

Algunos dicen que tenemos que elegir entre cantidad o calidad, yo respondo que las dos. Preguntan que si queremos ser una iglesia grande o una iglesia centrada en la Palabra del Señor; queremos ser una iglesia fuertemente asentada en la Palabra del Señor y una iglesia muy misericordiosa, que alcance muchas personas. ¡Las dos! No es verdad que las iglesias pequeñas son maduras y las grandes no, hay iglesias pequeñas que tienen la ignorancia que da miedo y hay iglesias enormes que están fuertemente cimentadas. El tamaño no es una excusa para no crecer, queremos crecer con cantidad y con calidad. Hay personas en Santo Domingo que aún no conocen a Cristo, que no tienen lo que tienes tú. Queremos ser una iglesia numerosa y queremos ser una iglesia profunda; una iglesia grande y una iglesia que glorifique al Señor; una iglesia que no comprometa el mensaje de Las Escrituras y que al mismo tiempo alcance a tantas personas como pueda alcanzar, queremos ser no solamente una multitud dispersa, sino también una multitud muy cuidada, las dos cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.