PezMundial: Una iglesia flexible

Rafael Pérez
Tirantes

Foto: Reunión ayer de PezMundial en el patio del Recinto Santo Domingo en la Universidad Federico Henríquez y Carvajal (UNFHEC). Tuvimos allí un buen tiempo de adoración y enseñanza y recordamos los primeros tiempos de nuestra iglesia.

Parte de nuestro carácter

Desde la primera reunión de la Comunidad Cristiana PezMundial (Abril del 2008) hemos sido una iglesia flexible, en gran medida, por la forma en que fue nuestro comienzo, siempre en lugares abiertos y prestados (talleres de mecánica, parqueos y casas), algo que marcó nuestro carácter. Son muchas las historias que tenemos de los percances de cargar sillas, equipos y hasta platas naturales de un lugar a otro y las dificultades de reunirnos al aire libre, frente a dos de las avenidas de mayor tráfico del país, algo que nos da satisfacción. Todavía al día de hoy el almacén de PezMundial está una parte en el baúl de nuestros vehículos y la otra en diferentes casas. De todos modos, en los últimos tiempos nos hemos acomodado un poco y ya los tormentos no son tantos como en el primer momento, hoy nos seguimos reuniendo al aire libre, pero en el área de café de una plaza muy linda y tranquila de la zona metropolitana de Santo Domingo.

Debajo de un árbol

Esta semana sucedió algo interesante. La Plaza la Telefónica —donde nos reunimos— estaría realizando ayer algunos trabajos y no podríamos utilizar el espacio sino hasta la semana entrante. Tuvimos que reubicar la reunión en corto tiempo a otro lugar en el extremo oeste de la ciudad, mover y montar nuevamente todo lo necesario y sobre todo, informarle a nuestra gente como llegar. Cuando fueron las 10:30 de la mañana —hora de inicio—, casi todos nuestros hermanos ya estaban en el nuevo lugar, sin quejas ni inconvenientes mayores, y pudimos rendir juntos culto a nuestro Dios. Me emociona constatar que dos años después, PezMundial sigue siendo la misma iglesia flexible que fue en su primer momento. Hace mucho resolvimos que para adorar el espacio no sería para nosotros un inconveniente y para la gloria de Dios, ha sido así. En PezMundial seguimos trabajando para pronto tener un espacio fijo y más apropiado, pero para nosotros, el espacio físico es solamente una herramienta y no un fin en sí mismo, estamos listos para ser iglesia, de ser necesario, debajo de un árbol. Y sobre todo, sabemos que allí con nosotros estará Dios.

May 24, 2010
Archivado en: Uncategorized



Lista de correo

Mantente en contacto. Recibe en tu correo los últimos artículos y actualizaciones.


Selecciones

¿Por qué el Señor no salva a mi familiar?

¿Por qué el Señor no salva a mi familiar?

Recientemente en dos ocasiones y decenas de veces en los últimos años he tenido que responder la pregunta. Escribo ahora esto no tanto con la intención de darle respuesta, sino con la intención de dar aliento. Lo que pretendo con este corto artículo es ayudar a mis hermanos a glorificar al Señor en sus relaciones con familiares que aún no han creído.

¿Por dónde comenzar a estudiar la Biblia?

¿Por dónde comenzar a estudiar la Biblia?

En la mayor parte de Latinoamérica la gente ya tiene cierto conocimiento sobre Jesús. Los tres primeros evangelios (Mateo, Marcos y Lucas) son especialmente útiles para conocer su persona, pero el cuarto evangelio (Juan) fue escrito expresamente «para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre».

Implicaciones prácticas de la doctrina cristiana (Audio)

Implicaciones prácticas de la doctrina cristiana (Audio)

Si realmente los cristianos tenemos una doctrina superior, debería serlo también nuestra manera de vivir. A diferencia de la filosofía, que encuentra su propósito en el conocimiento por sí mismo, la doctrina cristiana carece de valor cuando solamente se entiende; hasta que no somos llevados a actuar, a decidir, a cambiar de rumbo, ella no ha alcanzado su propósito.

Una perspectiva cristiana sobre el acondicionamiento físico

Una perspectiva cristiana sobre el acondicionamiento físico

El acondicionamiento físico (fitness) es la religión de nuestro tiempo, algo que consume gran cantidad de la atención mental y domina los temas en las conversaciones de sobremesa, mientras consumimos los últimos bocadillos.

Nuestras buenas obras

Nuestras buenas obras

Viene sucediendo desde el libro de los Hechos en cada momento de la historia, cada vez que el reino de los cielos se ha abierto camino entre las tinieblas ha dejado tras su paso una estela de benevolencia: testimonios, instituciones, justicia y solidaridad.

Dos (2) fuertes <br>motivaciones para orar

Dos (2) fuertes
motivaciones para orar

Orar es más que pedir cosas, es también manifestar una actitud ante nuestro Señor, ¡y rendir cuentas! Cuando venimos a su presencia, aún antes de abrir los labios con nuestra actitud ya estamos hablando.