El medio, el mensaje y la tecnología

Rafael Pérez

Este post lo escribí ayer y por error se quedó en borrador. Está en futuro, pero debe de ser leído en pasado. Luego subo la presentación.

Estoy terminando de preparar una enseñanza que compartiré soy sábado en la Iglesia Cristiana de la Comunidad. El tema que me solicitaron compartir fue cómo la tecnología afecta nuestro trabajo para Dios, que son precisamente mis dos aguas: la tecnología (Invermedios) y el servicio cristiano (PezMundial). Estudiando Mateo 10, que es el texto que pienso explicar, me sorprendí al comparar la recomendación de Jesús al enviar a sus discípulos con los requerimientos que tenemos en la actualidad sus discípulos más contemporáneos. Cristo les entregó la autoridad, el mensaje, les señalo la ubicación, les diseño el plan, les recordó la actitud y los animó a revestirse de valor, pero al mismo tiempo, los despojó de todas las herramientas o medios que —humanamente hablando— les hubiesen sido útiles para su misión.

De algún modo, Cristo les estaba haciendo entender que lo más importante era el mensaje y que el medio serían ellos mismos.

No lleven oro ni plata ni cobre en el cinturón, ni bolsa para el camino, ni dos mudas de ropa, ni sandalias, ni bastón; porque el trabajador merece que se le dé su sustento. (Mateo 10:9,10)

Nosotros, discípulos del siglo 21, cuando pensamos en el cumplimiento de nuestra misión en el mundo, estamos más preocupados por disponer de las últimas herramientas (medios masivos, nuevos medios, equipos de comunicación, estructura, infraestructura, supraestructura, procedimientos, procesos, programas) que por el medio principal —que somos nosotros— y nuestro mensaje.

Lo que he descubierto y me tiene preocupado es que cuando la iglesia pierde su autoridad, su sentido de ubicación o, lo que es más preocupante, cuando pierde su mensaje, entonces comienza a preocuparse desmedidamente por los medios masivos y las herramientas más nuevas; cuando no tiene nada que decir o la suficiente autoridad para decirlo, entonces se refugia en la tecnología. Regularmente, la audiencia que lo recibe es inversamente proporcional a la importancia del mensaje. Esta puede ser la razón que explique por qué la telebasura tiene tantos consumidores. Quizás porque Cristo sí confiaba realmente en el poder de su mensaje, en vez de ir a se limitó a compartirlo inicialmente sólo con doce hombres; y con ellos trastornó el mundo.

Dic 14, 2008
Archivado en: Reflexiones



Lista de correo

Mantente en contacto. Recibe en tu correo los últimos artículos y actualizaciones.


Selecciones

Una perspectiva cristiana sobre el acondicionamiento físico

Una perspectiva cristiana sobre el acondicionamiento físico

El acondicionamiento físico (fitness) es la religión de nuestro tiempo, algo que consume gran cantidad de la atención mental y domina los temas en las conversaciones de sobremesa, mientras consumimos los últimos bocadillos.

Algunas motivaciones para tener un Campamento Bíblico de Verano

Algunas motivaciones para tener un Campamento Bíblico de Verano

Es un esfuerzo enorme desde todos los puntos de vista y lo que nos impulsa es la convicción: los niños tienen alma, y la suya tiene el mismo valor que la de un adulto. Así mismo, creemos que los medios de gracia del Señor pueden alcanzar a los pequeños desde la más tierna a edad.

(Audio) La relación pastoral

(Audio) La relación pastoral

Una valiosa relación en la vida de todo creyente es su relación pastoral, relación que debe ser edificada intencionalmente a través del tiempo con el fin de llegar juntos a glorificar al Señor. El pastor ha sido dado por Cristo a su rebaño para dirigirle, cuidarle y alimentarle, con la advertencia solemne de que un día dará cuenta por cada oveja al Señor de los pastores.

Los retos de discipular adultos

Los retos de discipular adultos

Si viniste a Cristo siendo un adulto y estás luchando para hacer en tu vida la voluntad del Señor, espero que en este artículo puedas ver que no estás solo y encontrar aliento. ¡Confía en el poder del Evangelio!

Ana: tres lecciones de gratitud (1/3)

Ana: tres lecciones de gratitud (1/3)

Gratitud es la expresión de aquel que ha recibido algo, y en nuestra relación con Dios debería ser esta una constante. Dada la multitud de los bienes recibidos de Él, nos quedaremos cortos en nuestra expresión de agradecimiento, por eso, todo momento es oportuno para estimular la gratitud, es una de las cosas que nunca sobran, sino que siempre hacen falta.

Bienaventurados los misericordiosos

Bienaventurados los misericordiosos

La misericordia es la expresión intencional del amor, impulsada por el Espíritu Santo y expresada ante aquellos que de forma natural no entrarían en nuestro radar.