Año nuevo

El valor de un nuevo año

1 enero 2014 / Rafael Pérez

Pregunta:
¿Tiene para los cristianos algún significado especial comenzar un año nuevo?

Los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de sus manos. Un día emite palabra a otro día, y una noche a otra noche declara sabiduría. No hay lenguaje, ni palabras, ni es oída su voz. Por toda la tierra salió su voz, y hasta el extremo del mundo sus palabras. En ellos puso tabernáculo para el sol; y éste, como esposo que sale de su tálamo, se alegra cual gigante para correr el camino.Salmo 19:1-6 RVR

Hoy comienza un nuevo año, y muchos dirán que no significa nada, que es simplemente un día más como todos los demás, que no vale la pena hacer resoluciones de año nuevo ni emprender nuevos proyectos, que si usted no lo hizo en diciembre (el año pasado) no debería intentar hacerlo en enero (en el año nuevo). Para un materialista, quizás ese razonamiento tenga sentido, pero para nosotros, que afirmamos que detrás del tiempo y del espacio hay un creador inteligente, el cambio de un día, de una semana, de un mes y de un año, son acontecimientos significativos. La creación tiene cierta cadencia, pulso o ritmo, y no como un hecho fortuito, sino que apunta a cierto propósito. Que el sol se levante cada día, anunciando el comienzo de la actividad productiva para los hombres, y se vuelva a poner, anunciando el período de reposo, es un valioso anuncio. La creación completa sigue ciclos recurrentes que nos permiten detenernos, mirar hacia atrás, pasar balance, luego mirar hacia delante y comenzar de nuevo. Nuestro planeta ha dado una vuelta completa alrededor del sol, el creador anuncia que hemos terminado un período de misericordia y comenzado otro, tenemos una nueva oportunidad de hacer cosas para la gloria suya.

Clemente y misericordioso es Jehová, lento para la ira, y grande en misericordia. Bueno es Jehová para con todos, y sus misericordias sobre todas sus obras.Salmo 145:8-9 RVR

La voz tu creador

Dios está hablando por medio de su creación: nos recuerda que ha pasado un año y que sus misericordias han sido renovadas por otro más, que aprovechemos bien el tiempo, que aunque fuimos creados para vivir para siempre y la eternidad ha sido sembrada en nuestros corazones(A) tenemos una existencia temporal para resolver cuál será nuestro destino eterno. No se trata simplemente el comienzo de un nuevo año, sino, de la oportunidad de seguir viviendo y disfrutando de su gracia común para aquellos que por causa del pecado solamente merecíamos la muerte. Esta gracia, disponible para todos los hombres, extiende la oportunidad y aumenta los favores como una invitación a acercarse confiadamente al trono de la gracia para «alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro(B)». Para el materialista será un simple convencionalismo, solamente cambiará su calendario, para nosotros se llama misericordia, y cuando lo entendemos decimos gracias.

  1. Eclesiastés 3:11 «Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin». []
  2. Hebreos 4:6 []
Archivado en: Artículos, Seleccion



Lista de correo

Mantente en contacto. Recibe en tu correo los últimos artículos y actualizaciones.

Selecciones

¿Deberíamos los cristianos consumir bebidas alcohólicas?

¿Deberíamos los cristianos consumir bebidas alcohólicas?

Ante la posibilidad de que «mi correcta doctrina» le sea un estorbo coloco a mi hermano por encima de mi placer, que es el mejor uso que puedo hacer de mi libertad cristiana. Quizás, absteniéndome yo ahora por amor a mi hermano logro que eventualmente ambos tomemos vino en la presencia del Señor.

Prosperidad sin satisfacción

Prosperidad sin satisfacción

Dios tiene que estar presente, en el primer lugar de nuestras vidas, pues Él es el dueño de las cosas que administramos y por su voluntad las tenemos, pero también Él creó nuestro corazón, y solamente Él tiene la capacidad para dar verdadera satisfacción a nuestra alma; sin Él, todo es absurdo.

Un contrasentido: el pueblo de Dios sin la Palabra de Dios

Un contrasentido: el pueblo de Dios sin la Palabra de Dios

Israel dejó de lado la ley Dios y mantuvo por un tiempo todo su aparato político, religioso y social. Sin embargo, lo único que puede preservar al pueblo de la idolatría es tener Su palabra en el centro. Si la quitamos, no hay fuente de autoridad para sostener las instituciones.

Nuestra actitud ante el hermano caído

Nuestra actitud ante el hermano caído

Podría ser que la motivación de quienes siguen hoy el camino de los edomitas (alegrándose, jactándose y aumentando la aflicción del hermano caído) sea un fuerte celo por la obra de Dios mal canalizado, pero en muchos casos la motivación podría ser todavía más baja: soberbia, arrogancia y la falta de misericordia; envidia, celos y viejas rencillas sin superar.

El amor de Dios hacia Caín

El amor de Dios hacia Caín

La gracia común de Dios se ve en la vida de los cainitas (la reprensión, la edificación de ciudades, el establecimiento de familias, el desarrollo tecnológico y en el florecimiento de las artes), con su expresión más grande en tu paciencia.

Seis (6) razones por las que no es sabio utilizar los resultados como fuente de autoridad

Seis (6) razones por las que no es sabio utilizar los resultados como fuente de autoridad

Que Dios te use a pesar de tu desvarío no es un testimonio se Su aprobación, sino de Su soberanía. Dios es el creador y el hombre la creatura, el creador puede usarnos soberanamente como herramienta suya sin que su trato implique que se agrade en nosotros.