Dios en las matematicas

Teología, música y matemáticas

Rafael Pérez

Después de que entendí que mi Dios hizo la música y las matemáticas entonces lamenté no haber dedicado más de mi tiempo a estudiar el Álgebra de Baldor o el Método Pozzoli, pues podría darle gloria por la perfección que hay detrás de cada hipótesis y por la hermosura detrás de la armonía. (La descomposición factorial y el contrapunto siguen siendo para mí un tema tan oscuro como lo es la trinidad para muchos matemáticos; y no es que para mí la trinidad sea más clara, la admito como un axioma y desde allí construyo mi pensamiento, pues carezco de los medios para demostrarla.) Digo que lo lamento porque mientras el profesor de matemáticas explicaba en la pizarra yo no podía imaginar que Dios estuviera detrás de ello, no percibía la perfección que había allí ni disfrutaba —sí, es posible disfrutar resolver un problema matemático—, por el contrario, me era tan aburrido que en vez de resolver los ejercicios me dedicaba calcar monedas en el cuaderno. Con la música fue igual: intenté, pero no me esforcé lo suficiente como para llegar a disfrutar la interpretación de una gran obra y cuando le devolví al Profesor Manuel el clarinete que me prestó sentí un gran alivio.

Un gran autor: obra y vida

La teología debe de ser su autobiografía, la música su taller y las matemáticas sus perfectas obras.

Dios es un gran autor: la teología debe de ser su autobiografía, la música su taller y las matemáticas sus perfectas obras. Por los tres medios podemos conocer algo de Él y conocer los tres medios a la vez sería la mayor experiencia: en la matemática su perfección, en la música su sentido de organización y en la teología veríamos cómo Dios se percibe a sí mismo y expresa. La última es una expresión directa y las demás indirectas, pero muy sutiles y tan hermosas como Dios mismo. Pienso que así como quién conoce la obra musical de Bach (expresiones de su persona) se interesa también en su biografía (su persona misma), quienes nos interesaremos principalmente por la autobiografía de Dios tarde o temprano nos interesamos también por sus demás expresiones. Es común encontrar personas interesadas al mismo tiempo en la teología y las matemáticas (Pascal) o en la teología y la música (Haendel) y normalmente, quien sinceramente está interesado en Dios llega a tener una sensibilidad hacia las artes y cualquier otra expresión de su gloria. En ninguna de las tres áreas (música, matemáticas, teología) me he esforzado lo suficiente, por lo menos, no lo suficiente como para llegar a disfrutarlas en su profundidad, pero últimamente he vuelto a encontrado un placer especial en su autobiografía.

Quienes leen este blog desde hace algunos años (2006) percibirán en este artículo un pequeño gran cambio (metanoia) y referencias a otros temas y discusiones que en otros tiempos tuvimos por aquí mismo. (Ray Abad, un gran amigo y buen lector notó algo similar en el sermón del domingo pasado y me lo comentó.)

Ago 29, 2011
Archivado en: Adoración



Lista de correo

Mantente en contacto. Recibe en tu correo los últimos artículos y actualizaciones.


Selecciones

Implicaciones prácticas de la doctrina cristiana (Audio)

Implicaciones prácticas de la doctrina cristiana (Audio)

Si realmente los cristianos tenemos una doctrina superior, debería serlo también nuestra manera de vivir. A diferencia de la filosofía, que encuentra su propósito en el conocimiento por sí mismo, la doctrina cristiana carece de valor cuando solamente se entiende; hasta que no somos llevados a actuar, a decidir, a cambiar de rumbo, ella no ha alcanzado su propósito.

Una guía, en tres etapas, para el estudio bíblico

Una guía, en tres etapas, para el estudio bíblico

Sin importar los años que tengas estudiando la Biblia siempre volverás a los fundamentos (Cristo y el evangelio), siempre estarás estudiando todas las Escrituras para tener más contexto y resumiendo en forma de doctrina, cada vez con más claridad, las cosas que vas aprendiendo.

El privilegio de criar (Audio)

El privilegio de criar (Audio)

Una madre tuvo que desprenderse de su hijo y Dios intervino milagrosamente para darle la oportunidad de criarlo. Lo hizo bien y sus resultados se hicieron evidentes.

La mecánica para la edificación de la iglesia

La mecánica para la edificación de la iglesia

Comenzar el trabajo de edificación sin comprender bien el mecanismo solamente conduce a la frustración y a un cansancio sin fruto.

Palabras de ánimo para mis hermanos ya ancianos

Palabras de ánimo para mis hermanos ya ancianos

No hace falta estar en la primera juventud, sino estar frescos en la presencia del Señor y prestos para responder cuando se nos requiera.

Cómo aprovechar mejor tu tiempo

Cómo aprovechar mejor tu tiempo

Asuntos básicos como tener una agenda o un presupuesto podría impactar más en tu crecimiento espiritual de lo que has sido consciente.