Espacios subutilizados

EdificioAhora mismo estamos trabajando en PezMundial (orando, ahorrando, canalizando recursos) para salir pronto a buscar un nuevo lugar de reunión, tal como hicimos hace tan solo unos meses; aunque sé que muy pronto volveremos a necesitar más espacio y haremos lo mismo. Espero que con el tiempo estas mudanzas sean menos frecuentes y podamos disfrutar de mayor tiempo de tranquilidad, pero ahora mismo nos vamos moviendo a medida que crecemos. En los comienzos de nuestra iglesia trabajamos durante 6 meses con muchas dificultades y logramos mudarnos al local actual, con capacidad para 50 personas, esperamos que cuando cumplamos los 12 meses en este local, que será dentro de 4, poder mudarnos a un nuevo espacio con capacidad para 100.

Desorganización y Territorialismo

Pensando en esta constante necesidad de espacio, analizaba hoy que la iglesia de Cristo debe de ser la organización que controla la mayor cantidad de metros cuadrados de infraestructura del mundo, y lamentablemente, la misma está altamente subutilizada. PezMundial, por ejemplo, utiliza actualmente su espacio unas 4 horas a la semana, máximo 5 si tenemos alguna reunión de trabajo o taller, sería lamentable seguir creciendo en espacio, mobiliario y equipo con este poco nivel de aprovechamiento. Sé que la mejor opción es que varias iglesias puedan utilizar las mismas instalaciones, ya sea el mismo día de la semana o en días distintos, como sucede en algunos casos, pero son muchos los factores que intervienen para que eso no suceda más frecuentemente, principalmente, una pobre cultura de organización y un sentido de propiedad mal sano (territorialismo).

Superpoblación

Ciudades superpobladasImagen: Ciudades más superpobladas del mundo. (Infografía de 192021.)

Así como en las grandes ciudades las familias hemos tenido que aprender a convivir en el mismo espacio físico y nos apiñamos unos sobre los otros en lotes residenciales donde compartimos gran parte de la infraestructura, la iglesia tendrá que crecer en amor para hacer frente a esta nueva realidad. Sería muy vergonzoso que mientras el mundo crece verticalmente por la falta de espacio la iglesia de Cristo siga creciendo horizontalmente y subutilizando sus recursos. En ciudades superpobladas, dónde la gente vive casi en condiciones de hacinamiento, es totalmente imprudente tener cerrados nuestros espacios durante la mayor parte de la semana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.