Difícil de matar

Rafael Pérez

Aunque Saúl fue un rey malvado y al final rechazado por Dios, ni siquiera él mismo pudo determinar el momento de su muerte, que fue un hecho de lo más curioso. David lo tuvo dos veces en sus manos y no lo mató, los filisteos derrotaron a su ejército, mataron a sus mejores guerreros y a sus hijos, pero no pudieron alcanzarlo. Él mismo le pidió a su escudero que lo matara y éste se negó a hacerlo. Se clavó su propia espada y dejó que el peso de su cuerpo se la enterrara, pero aunque angustiado por el dolor, no perdió la vida. Tuvo que venir, al final, un amalecita y subirse sobre él para que pudiera terminar de morir. Tal como dijo el profeta Daniel: «Jehová es quien pone y quita reyes». Ni siquiera el mismo Saúl pudo abandonar el trono antes de tiempo por sus propias fuerzas. [F: Extracto de la enseñanza ‘Aprendiendo a esperar tu momento’.]

Jul 8, 2009
Archivado en: Uncategorized



Lista de correo

Mantente en contacto. Recibe en tu correo los últimos artículos y actualizaciones.


Selecciones

Una perspectiva cristiana sobre el acondicionamiento físico

Una perspectiva cristiana sobre el acondicionamiento físico

El acondicionamiento físico (fitness) es la religión de nuestro tiempo, algo que consume gran cantidad de la atención mental y domina los temas en las conversaciones de sobremesa, mientras consumimos los últimos bocadillos.

Tres (3) barreras para involucrar obreros en el ministerio

Tres (3) barreras para involucrar obreros en el ministerio

La iglesia cristiana no es una fundación ni una ONG, la tarea no es solamente práctica, sino principalmente espiritual. Es absolutamente necesario que sea evidente una relación personal creciente con el Señor de la obra antes de ponerle la mano al arado.

Los retos de discipular adultos

Los retos de discipular adultos

Si viniste a Cristo siendo un adulto y estás luchando para hacer en tu vida la voluntad del Señor, espero que en este artículo puedas ver que no estás solo y encontrar aliento. ¡Confía en el poder del Evangelio!

Cómo encontrar deleite en la voluntad de Dios

Cómo encontrar deleite en la voluntad de Dios

Alguien puede decirte lo que Dios espera de ti, pero nadie puede prepararte para que eso haga sentido en tu mente, y aún menos, para que encuentres agradable hacer algo que frecuentemente va en contra de tus intereses materiales o deseos carnales.

Ana: tres lecciones de gratitud (1/3)

Ana: tres lecciones de gratitud (1/3)

Gratitud es la expresión de aquel que ha recibido algo, y en nuestra relación con Dios debería ser esta una constante. Dada la multitud de los bienes recibidos de Él, nos quedaremos cortos en nuestra expresión de agradecimiento, por eso, todo momento es oportuno para estimular la gratitud, es una de las cosas que nunca sobran, sino que siempre hacen falta.

¿Por qué el Señor no salva a mi familiar?

¿Por qué el Señor no salva a mi familiar?

Recientemente en dos ocasiones y decenas de veces en los últimos años he tenido que responder la pregunta. Escribo ahora esto no tanto con la intención de darle respuesta, sino con la intención de dar aliento. Lo que pretendo con este corto artículo es ayudar a mis hermanos a glorificar al Señor en sus relaciones con familiares que aún no han creído.