Rediseño de nuestra reunión de mesas

El jueves pasado tuvimos nuestra primera reunión de mesas —así le seguimos llamando a los grupos, aunque hace tiempo que dejamos de utilizar mesas como tal— en nuestro nuevo local. A diferencia del domingo, dónde el contenido principal de nuestra reunión es la enseñanza, nuestros jueves se caracterizan por la conversación: nuestra gente viene a conversar, a expresarse, a participar, y de algún modo, sentimos que al aire libre esta reunión funciona mejor. (Quizás extrañamos el parqueo.) Esta semana concluiremos la primera etapa del proyecto de mudanza y pronto pasaremos a la segunda, que es habilitar un espacio al aire libre en el que esperamos desarrollar la reunión de mesas los jueves y nuestro ministerio de niños los domingos.

La mesa de Tomás.En la imágen: La mesa de Tomás.


A partir del próximo jueves modificaremos un poco el programa de la reunión de mesas, para hacerla aún más interactiva y conversacional. En vez de tener un tiempo de enseñanzas de 30 minutos, como habíamos estado haciendo hasta ahora, probaremos con un tiempo de preguntas y respuestas basado en la enseñanza del domingo. Una debilidad que siempre hemos intentado superar en PezMundial es la falta de interacción que tiene el púlpito cristiano, en vez de sentar la gente a escuchar un sermón, preferimos compartir una charla corta con el fin de aumentarla, contrastarla y aplicarla en la mesa.

La entrevista.En la imágen: La entrevista.

Ya que los domingos, por asunto de logística, no nos es posible hacerlo, pensamos distribuir formularios de preguntas para que los asistentes puedan anotar allí sus dudas o necesidades particulares de aplicación, y venir los jueves a recibir respuestas. Por otro lado, así evitamos saturar, permitiendo que durante toda la semana nuestros miembros se mantengan meditando y pensando en un solo tema. El nuevo programa quedará de la siguiente manera: tiempo de adoración, preguntas y respuestas, la mesa y testimonios.

2 comentarios

  1. Rafa:
    Saludos y Bendiciones. Mi esposa y yo nos alegramos con lo que el Señor está haciendo con Pez Mundial. Nos encanta la idea del nuevo programa. Hemos estado muy inquietos por estos dias con lo referente a lo rutinario, con lo parecido que se están volviendo los cultos cristianos a las misas de la tradición, y hace un par de noches meditabamos acerca de qué y por qué está sucediendo esto.
    Se que la forma en que lo vas a empezar a hacer, y que yo también voy a plantear en mi iglesia es del Señor.
    Es una revolución, en el buen sentido de la palabra, para estos tiempos de interactividad. (Hoy día desde los libros, quien lo creyera!, hasta la televisión son interactivos).
    ¿Cómo pues, sustraernos ante tal necesidad?

    Dios te bendiga grandemente,

    Saludo afectuoso,

    Jaime y Mariela Ballestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.