Rey Josías / Libro de la ley

Repetir con la misma pasión

Rafael Pérez

Cuando algo es realmente valioso —como lo es el consejo de la Palabra de Dios—, se puede compartir cien veces más con la misma pasión de la primera vez.

Anteayer estuve en la Iglesia Evangélica Dominicana (Avenida México) compartiendo por cuarta vez desde el 2009 la misma enseñanza sobre el libro de Daniel: Daniel en Babilonia. Recuerdo que la primera vez que repuse un tema ya predicado me sentí bien raro, pues como que no encontraba la misma pasión al repetir las mismas cosas. Y es que cuando se acaba de preparar algo existe cierta urgencia por compartirlo pronto, pero me he dado cuenta que cuando algo es realmente valioso —como lo es el consejo de la Palabra de Dios—, se puede compartir cien veces más con la misma pasión de la primera vez. Es la misma pasión que sintió el Rey Josías cuando encontró un viejo libro, quizás sucio y maltratado por el tiempo: el Libro de la Ley. No era nada nuevo, pero aún era la Palabra de Dios, y con ella, comenzó una gran reforma.

Entonces dijo el sumo sacerdote Hilcías al escriba Safán: He hallado el libro de la ley en la casa de Jehová. E Hilcías dio el libro a Safán, y lo leyó. Asimismo el escriba Safán declaró al rey, diciendo: El sacerdote Hilcías me ha dado un libro. Y lo leyó Safán delante del rey. Y cuando el rey hubo oído las palabras del libro de la ley, rasgó sus vestidos. (2 Reyes 22:8, 10—11)

Jun 28, 2011
Archivado en: Reflexiones



Lista de correo

Mantente en contacto. Recibe en tu correo los últimos artículos y actualizaciones.


Selecciones

La prioridad de la oración (Audio)

La prioridad de la oración (Audio)

En medio de los días difíciles que está viviendo nuestra nación, la iglesia cristiana ha sido insistentemente cuestionada por su pasividad en tomar parte. Nuestros conciudadanos, y también nuestros miembros, están a la espera de que las iglesias cristianas se manifesten: que salgan a las calles, que levanten pancartas; nuestro silencio es tenido en el mejor de los casos como indolencia, y en el peor como complicidad.

Cómo aprovechar mejor tu tiempo

Cómo aprovechar mejor tu tiempo

Asuntos básicos como tener una agenda o un presupuesto podría impactar más en tu crecimiento espiritual de lo que has sido consciente.

[Guía] Cómo buscar un versículo en la Biblia

[Guía] Cómo buscar un versículo en la Biblia

Quienes por años hemos estado leyendo la Biblia podemos dar por sentado que todo el que tiene una sabe usarla, y quienes comienzan a leerla piensan que algunos tienen una capacidad especial que les permite llegar instantáneamente a cualquier versículo de la misma, para ellos, es buscar la aguja en un pajar y una labor estresante.

Tres (3) barreras para involucrar obreros en el ministerio

Tres (3) barreras para involucrar obreros en el ministerio

La iglesia cristiana no es una fundación ni una ONG, la tarea no es solamente práctica, sino principalmente espiritual. Es absolutamente necesario que sea evidente una relación personal creciente con el Señor de la obra antes de ponerle la mano al arado.

¿Por dónde comenzar a estudiar la Biblia?

¿Por dónde comenzar a estudiar la Biblia?

En la mayor parte de Latinoamérica la gente ya tiene cierto conocimiento sobre Jesús. Los tres primeros evangelios (Mateo, Marcos y Lucas) son especialmente útiles para conocer su persona, pero el cuarto evangelio (Juan) fue escrito expresamente «para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre».

Bienaventurados los misericordiosos

Bienaventurados los misericordiosos

La misericordia es la expresión intencional del amor, impulsada por el Espíritu Santo y expresada ante aquellos que de forma natural no entrarían en nuestro radar.