Seres queridos

Añorar una ciudad

Rafael Pérez

Con esta nota personal inauguro una serie en la que me propongo compartir algo de lo que estoy leyendo, haciendo y viviendo en ciento cincuenta palabras exactas y un versículo. El reto está en usar solamente 150 palabras, ni más ni menos.

Tu ciudad no es el lugar en donde naces, sino donde están tus seres queridos.

Pensaba en el concepto de identidad y ciudad, pues ayer se cumplieron dieciocho años desde que mi familia se mudó desde Azua a Santo Domingo. Pensaba en lo poco que añoro el lugar en que nací, principalmente, porque de mis seres más queridos y la gente con que tengo vivencias pocos están allá. Para mí, hoy esa ciudad está vacía. Otros que también han pasado de una ciudad a otra se mantiene viajando, pendientes a lo que allí sucede y añorando constantemente volver. Ese no es mi caso. Valoro mi herencia, pero mi vida no se detuvo a los once años. Expresar estas cosas de algún modo lastima a quienes sí tienen identidad allí, pero creo que es sabio celebrar la herencia mientras se sigue viviendo. Tu ciudad no es el lugar en donde naces, sino donde están tus seres queridos. Espero no ser un extraño cuando llegue al cielo.

En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis. (Juan 14:2—3)

Jun 27, 2011
Archivado en: Reflexiones



Lista de correo

Mantente en contacto. Recibe en tu correo los últimos artículos y actualizaciones.


Selecciones

¿Por dónde comenzar a estudiar la Biblia?

¿Por dónde comenzar a estudiar la Biblia?

En la mayor parte de Latinoamérica la gente ya tiene cierto conocimiento sobre Jesús. Los tres primeros evangelios (Mateo, Marcos y Lucas) son especialmente útiles para conocer su persona, pero el cuarto evangelio (Juan) fue escrito expresamente «para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre».

Cómo aprovechar mejor tu tiempo

Cómo aprovechar mejor tu tiempo

Asuntos básicos como tener una agenda o un presupuesto podría impactar más en tu crecimiento espiritual de lo que has sido consciente.

Dos (2) fuertes <br>motivaciones para orar

Dos (2) fuertes
motivaciones para orar

Orar es más que pedir cosas, es también manifestar una actitud ante nuestro Señor, ¡y rendir cuentas! Cuando venimos a su presencia, aún antes de abrir los labios con nuestra actitud ya estamos hablando.

Palabras de ánimo para mis hermanos ya ancianos

Palabras de ánimo para mis hermanos ya ancianos

No hace falta estar en la primera juventud, sino estar frescos en la presencia del Señor y prestos para responder cuando se nos requiera.

(Audio) La relación pastoral

(Audio) La relación pastoral

Una valiosa relación en la vida de todo creyente es su relación pastoral, relación que debe ser edificada intencionalmente a través del tiempo con el fin de llegar juntos a glorificar al Señor. El pastor ha sido dado por Cristo a su rebaño para dirigirle, cuidarle y alimentarle, con la advertencia solemne de que un día dará cuenta por cada oveja al Señor de los pastores.

María: cualidades de una madre ejemplar (Audio)

María: cualidades de una madre ejemplar (Audio)

Prediqué este sermón el domingo pasado con motivo del día de las madres, pero como todas las Escrituras, es apropiado para toda la familia.