Desde la perspectiva de Dios

Porque ¿quién es Dios sino sólo Jehová? ¿Y qué roca hay fuera de nuestro Dios? Dios es el que me ciñe de poder, y quien hace perfecto mi camino; quien hace mis pies como de ciervas, y me hace estar firme sobre mis alturas. (Salmos 18:31—33)

Cuando comienzas el día contemplando la grandeza de Dios todas las cosas a atender, resolver o enfrentar parecen mucho más pequeñas. Es tan simple como tener un pequeño tiempo devocional: una corta oración, leer algún salmo o contemplar la hermosura de su creación y darle la gloria su autor. Al final de la jornada mirarás hacia atrás y te preguntarás que dónde están las grandes cosas que te llenaban de miedo, ansiedad o preocupación; puede ser que sigan allí, es sólo que cuando se ven desde la perspectiva de Dios —desde las alturas— se pueden apreciar en su justa dimensión. Siguen siendo grandes, pero nuestro Dios es inmensurablemente grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.