Quinto aniversario

El 2 de diciembre el 2003 publiqué la primera entrada en este blog, un sencillo hola mundo que marcó un nuevo comienzo en lo que había sido mi trayectoria en Internet desde el 1999. Cuando comencé, casi nadie sabía qué era un blog, no conocía ninguno cristiano en español y mucho menos escrito desde la República Dominicana. En aquel momento, no tenía ni idea de que sería este proyecto uno de los más significativos en mi vida ministerial y personal. Mirándolo ahora, en retrospectiva, 5 años, 1,044 publicaciones y 7,134 comentarios después, son pocos los proyectos a los que les he dedicado tanto tiempo, tanta energía y tanta atención como a este; gracias al Señor también puedo decir que son pocos los que me han dado tantos frutos y tanta satisfacción.

(Debajo de esta línea seguían muchos otros párrafos cargados de razones para seguir escribiendo este blog. Preferí quitarlos y dejar la razón más importante, pues en el aniversario pasado dije ya casi todo lo que había que decir. La que sigue es la razón más fuerte.)

Compartir mis ideas públicamente por escrito durante 5 años consecutivos me ha permitido aclararlas, refinarlas y contrastarlas, de forma tal, que al día de hoy, puedo pasar a implementarlas con mucho más seguridad y confianza en lo que es la concreción tangible del esfuerzo colectivo que ha sido escribir este blog: La Comunidad Cristiana PezMundial. Creo que la visión, la estrategia y los valores de ninguna otra iglesia antes de ser sembrada, en ninguna otra época ni lugar, ha sido tan observados, corregidos y compartidos por tantas personas de tantas partes del mundo y por tanto tiempo como los nuestros. Cuando converso sobre sinceridad, cercanía y balance —nuestros valores— con mis hermanos de la iglesia lo hago después de haberlo hecho durante cinco largos años aquí mismo junto a ustedes. Les aseguro que cada uno una de sus aportaciones ha sido tomada en cuenta y que su valiosa ayuda ha repercutido en bendición para mucha gente.

Espero que dentro de 25 años —que es el tiempo de mi vida por el que me comprometí con la nueva iglesia—, o cuando el Señor disponga que cese allí mi trabajo, muchos de ustedes sigan aquí, aunque quizás no sea ya un blog, sino otro medio mucho más interactivo. Es mi oración que Dios les permita a todos ver los frutos de la gran obra que está por hacer entre nosotros en este tiempo en Santo Domingo, y que ustedes, desde sus diferentes países, se sientan parte de esto, pues colaboraron limpiando la semilla que en este momento está siendo sembrada. Gracias por ser de bendición para mi ministerio. Seguimos conversando.

10 comentarios

  1. Felicidades y gracias por un año mas de vida virtual. considero que el proyecto no solo a sido de crecimiento para ti, sino, para nosotros que lo leemos, aplicamos, probamos y contrastamos ideas.

    Sobre todo, debo agradecerte por enseñarme desde aquí la cultura de compartir lo que Dios te da.

    En 25 años -2033- te invito un café para celebrar el éxito!!
    (Recuerda el que nos deben Santiago)

  2. Gracias @Ray. Me anima saber que este espacio ha sido de bendición para tu vida. El café está pendiente. ¡Ojalá que podamos vernos en Santiago antes de que acabe el año!

  3. Te felicito de corazón. El mundo de los blogs es fascinante, y ustedes los pioneros, son motivo de inspiración para los que recien estamos insertandonos en la blogósfera.

    No te desvíes de tu maravilloso camino!!

  4. @Claudia, gracias por tus palabras de ánimo y bienvenida al mundo de los blogs. Espero verte por aquí regularmente. Saludos!

  5. Doy gracias a Dios por tu vida. Por usarte con tanta gracia y sabiduría durante todo este tiempo a través de este medio.

    Me gozo contigo y que Dios siga bendiciendo las vidas de otros usante a ti como canal.

    Con cariño

    Antonia

  6. @Antonia, me alegra verte por estos lados después de tanto tiempo sin saber de ti. Gracias por tus palabras. Yo me gozo en tu gozo. Recuerda que tenemos un café pendiente. Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.