ACT: Ene 11, 2016

Primera visita

Yo me alegré con los que me decían: a la casa de Jehová iremos.Salmos 122:1

Si deseas visitar nuestra iglesia, la siguiente información te puede ser de utilidad. Quizás el mejor día sea la mañana del domingo, en nuestro Servicio Principal, pues aunque regularmente tenemos actividades entresemana —cursos y talleres, estudios biblicos en las casas—, estas actividades no siempre se realizan en nuestra ubicación principal ni tienen un horario fijo. El servicio del domingo comienza a las 10:30 y regularmente termina a las 12:30. Los niños de todas las edades pueden participar junto a los adultos, pues nuestras actividades son para todas las generaciones, aunque al momento de la predicación tenemos actividades especiales para ellos. Otra opción es venir más temprano a participar en nuestra Escuela Bíblica, de 9AM a 10AM. (Clases para niños, jóvenes y adultos.)

Servicio Principal:
Domingos, 10:30AM – 12:30PM

Lo más común es que comencemos con un momento de oración, encomendando al Señor cada parte del culto y dando gracias por la bendición de estar juntos. Luego cantamos, con alegría. Las canciones son seleccionadas cada domingo por nuestro Ministerio de Adoración, buscando siempre que no solamente sean lindas canciones, sino también relevantes y verdaderas. Algunas canciones son para escuchar y reflexionar y otras son más congregacionales: ¡para cantar juntos a viva voz! Las letras regularmente se proyectan en pantalla para que todos podamos participar. Luego ofrendamos a Dios, dando, en una expresión de agradecimiento y dependencia, de aquello que recibimos de Él. (Este es un acto voluntario.) Luego los anuncios. Ahora los más pequeños son llevados para que participen en las actividades manuales de PezMundial Niños y los más grandes nos preparamos para la predicación, que es traída por nuestro pastor, algún maestro de nuestra iglesia o maestro invitado.



Lista de correo

Mantente en contacto. Recibe en tu correo los últimos artículos y actualizaciones.

Selecciones

Precauciones al sistematizar las Sagradas Escrituras

Precauciones al sistematizar las Sagradas Escrituras

Las Sagradas Escrituras se perciben como un armonioso sistema, con un centro al que todo apunta (Cristo), un hilo conductor que mantiene todas las partes bien cohesionadas (la historia de la redención) y un propósito que hace que todo tenga sentido (la gloria de Dios).

El amor de Dios hacia Caín

El amor de Dios hacia Caín

La gracia común de Dios se ve en la vida de los cainitas (la reprensión, la edificación de ciudades, el establecimiento de familias, el desarrollo tecnológico y en el florecimiento de las artes), con su expresión más grande en tu paciencia.

Un contrasentido: el pueblo de Dios sin la Palabra de Dios

Un contrasentido: el pueblo de Dios sin la Palabra de Dios

Israel dejó de lado la ley Dios y mantuvo por un tiempo todo su aparato político, religioso y social. Sin embargo, lo único que puede preservar al pueblo de la idolatría es tener Su palabra en el centro. Si la quitamos, no hay fuente de autoridad para sostener las instituciones.

La Biblia, manual del usuario

La Biblia, manual del usuario

La mayoría de los nuevos usuarios pretende comenzar por el primer libro (Génesis), pues suponen (con algo de razón) que como todo libro, se necesita comenzar por la primera página e ir leyendo página tras página ordenadamente hasta llegar al final. Recuerda que lo que tienes no es un libro, ¡es una biblioteca de 66!

Fruto: por su gracia y para su gloria

Fruto: por su gracia y para su gloria

Fruto no es cualquier cosa «buena» que se manifiesta en la vida de alguien, sino, solamente aquello que se manifiesta como consecuencia de la vida de Cristo y que sin Cristo sería imposible que se manifestara.

¿Deberíamos los cristianos consumir bebidas alcohólicas?

¿Deberíamos los cristianos consumir bebidas alcohólicas?

Ante la posibilidad de que «mi correcta doctrina» le sea un estorbo coloco a mi hermano por encima de mi placer, que es el mejor uso que puedo hacer de mi libertad cristiana. Quizás, absteniéndome yo ahora por amor a mi hermano logro que eventualmente ambos tomemos vino en la presencia del Señor.