Agradecimiento, gratitud, necesidades

Ana: tres lecciones de gratitud (1/3)

5 Enero 2016 / Rafael Pérez

Presentación de la Serie Esta es una serie de tres artículos sobre la gratitud: Tres lecciones de gratitud en la historia de Ana. Cada parte contiene una lección. Hoy martes publico la primera, con la primera lección y la introducción a la serie, las siguientes dos serán publicadas miércoles y jueves a primera hora de la mañana, pueden volver para completar la serie. La gratitud fue el tema con que introduje la predicación de este año en nuestra iglesia local —culto de acción de gracias—, los artículos los escribí con los apuntes del sermón, incluyendo parte del material que por espacio no pude incluír. Oro para que pueda ser de bendición a los lectores del blog del mismo modo que este aspecto de la historia de Ana ha sido de bendición para mí. Pueden leer también Leprosos anónimos, el sermón del culto de acción de gracias del año pasado.

Actualización Ya están disponibles la segunda parte y la tercera: (Lección #2)
Para ser agradecidos tenemos que cultivar la oración. (Lección #3) La mejor expresión de gratitud es el desprendimiento.

Agradecimiento en la vida de Ana

Y su rival la irritaba, enojándola y entristeciéndola, porque Jehová no le había concedido tener hijos. Así hacía cada año; cuando subía a la casa de Jehová, la irritaba así; por lo cual Ana lloraba, y no comía. 1 Samuel 1:6-7

La historia del nacimiento de Samuel es una de las más conocidas en la narrativa del Antiguo Testamento: Ana, una estéril mujer piadosa ora fervientemente al Señor por un hijo, el Señor responde su oración y ella expresa su gratitud con desprendimiento, dedicándolo completamente a su servicio. El primer capítulo del libro de Samuel presenta la historia, y justo después (segundo capítulo) se nos da también el canto de Ana, expresión de su confianza en Dios y su gratitud; lo que primero se presenta en forma de historia luego se recapitula, exaltando a Dios, en forma de poesía. Hay un elemento común que sobresale, tanto en la historia como en el canto: la gratitud. Nos enseña que la gratitud está relacionada con la necesidad, que para llegar a ser agradecidos primero tenemos que aprender a derramar nuestros corazones en oración ante el Señor y que la mejor expresión de gratitud es el desprendimiento. Siguiendo el ejemplo de esta mujer piadosa, podemos aprender tres lecciones para llegar a ser agradecidos.
Continuar leyendo

Sabiduría para cerra un año / Salmo 90

[Audio] Sabiduría para cerrar un año

31 Diciembre 2015 / Rafael Pérez

Enséñanos de tal modo a contar nuestros días, que traigamos al corazón sabiduría.Salmo 90:12 RVR

Introducción

El creador ha dispuesto intencionalmente ciclos en su creación para recordarnos algo y las Escrituras nos llaman a contar nuestros días de forma que traigamos al corazón sabiduría.

Al finalizar un año, es natural que la gente pase balance para ver sus logros. Unos terminan entristecidos al encontrar que están en el mismo punto o más atrás que en años anteriores y otros prefieren evitar el asunto refugiándose en las distracciones del momento. Para los creyentes evitar el tema no es una opción: sabemos que el creador ha dispuesto intencionalmente ciclos en su creación para recordarnos algo y las Escrituras nos llaman a contar nuestros días de forma que traigamos al corazón sabiduría. El Salmo 90 es un buen punto de partida para cerrar un año: comienza expresando la eternidad de Dios y uno de los atributos de su carácter (refugio / misericordia), luego nos muestra la realidad de la vida del hombre (pocos años cargados de dificultades) y la razón por la que es así (la ira de Dios a causa de nuestra maldad) para alcanzar el punto más alto con un llamado a contar nuestros días con sabiduría (convirtiéndonos y evitando que en las dificultades de la vida maldigamos a Dios). Pero el mayor aliento de este salmo es la parte final: nos muestra que aún cuando las precariedades en nuestra vida temporal han sido puestas soberanamente por Dios, podemos clamar, apelando a su misericordia.


Audio Sabiduría para cerra un año. Sermón predicado en nuestra iglesia el Domingo 27 de Diciembre del 2015. Descargar MP3

Sermón Mateo 2 Navidad

[Audio] Navidad verdadera: una fiesta pequeña

22 Diciembre 2015 / Rafael Pérez

Entonces Herodes, llamando en secreto a los magos, indagó de ellos diligentemente el tiempo de la aparición de la estrella; y enviándolos a Belén, dijo: id allá y averiguad con diligencia acerca del niño; y cuando le halléis, hacédmelo saber, para que yo también vaya y le adore.Mateo 2:7-8 RVR

Introducción

La verdadera navidad sigue siendo una fiesta pequeña en la que el grueso de la humanidad sigue estando ausente.

Aunque millones de personas pretenden hacerlo, quienes hemos recibido a Cristo como Señor debemos tener muy presente que el mundo rebelde realmente no celebra Su nacimiento y ejercitar el discernimiento en esta época del año. Ellos pueden mostrar un interés superficial, indagar sobre la historia sin arrepentirse o hasta turbarse por motivos errados, pero verdaderamente no celebran a Cristo; la verdadera navidad sigue siendo una fiesta pequeña en la que el grueso de la humanidad sigue estando ausente. Así fue antes (con unos pocos adoradores verdaderos) y así es ahora. La actitud de Herodes ante el rey que había nacido es un ejemplo: al parecer fue de los pocos en Israel que entendió las implicaciones de la navidad, pero en vez de arrepentirse y recibirle, persiguió a Cristo, mostrando así su verdadera naturaleza. Eso mismo hace el mundo: los que se pierden dicen celebrar la navidad, pero lo que hacen es celebrarse a ellos mismos (aferrándose a sus pecados), mostrando al hacerlo la realidad de su perdición.


Audio Navidad verdadera: una fiesta pequeña. Sermón predicado en nuestra iglesia el Domingo 20 de Diciembre del 2015. Descargar MP3

Sermón Encarnación Filipenses 2

[Audio] La encarnación de Cristo: un ejemplo de humildad

18 Diciembre 2015 / Rafael Pérez

Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres.Filipenses 2:5-7 RVR

Introducción

Ya que nuestro Dios ha dado tal muestra de humildad (despojándose de sí mismo y tomando forma de siervo), lo mínimo que podemos hacer nosotros es seguir su ejemplo.

En el mes de diciembre el mundo da inicio a una temporada de benevolencia sin causa: el llamado «espíritu de la navidad» envuelve a los hombres en una atmósfera temporal de mutua consideración: se evita el conflicto y se promueve la paz. Pero los cristianos sí tenemos motivos. La carta a los Filipenses nos recuerda que la razón central para evitar la contienda y la vanagloria —llegando a considerar sinceramente a los demás como superiores a nosotros mismos, en todos los meses del año— es el hecho sobrecogedor de la encarnación de Cristo. Ya que nuestro Dios ha dado tal muestra de humildad (despojándose de sí mismo y tomando forma de siervo), lo mínimo que podemos hacer nosotros es seguir su ejemplo. Hoy veremos el verdadero significado de la humildad tal como se expresa en la encarnación.

Audio La encarnación de Cristo: un ejemplo de humildad. Sermón predicado en nuestra iglesia el Domingo 6 de Diciembre del 2015. Descargar MP3

Mapa Centro Jerusalén

El trasfondo judío de la iglesia cristiana

17 Diciembre 2015 / Rafael Pérez

Introducción

Así como cada cristiano es un teólogo, debería ser también un historiador; y de hecho, no será un buen teólogo si ignorara la historia.

Una debilidad de la iglesia cristiana contemporánea es el amplio desconocimiento que evidencia la media de sus miembros sobre su historia y trasfondo. Se entienden cristianos principalmente por sus prácticas y sus convicciones, no tanto con relación a su historia. Al respecto de esto conviene recordar que el cristianismo no es solamente vida y doctrina, sino también hechos, que nuestra fe se sustenta en unos acontecimientos ocurridos en el espacio tiempo, traídos a nosotros por el testimonio de quienes fueron testigos de primera mano. Estos hechos son usados por el Espíritu Santo para llevarnos a nosotros la verdad por medio del testimonio de aquellos, tal como relata el evangelista Lucas: «la historia de las cosas que entre nosotros han sido ciertísimas, tal como nos lo enseñaron los que desde el principio lo vieron con sus ojos, y fueron ministros de la palabra(A)». La tendencia en el último siglo ha sido volcarse a la teología, pero conviene recordar que así como cada cristiano es un teólogo, debería ser también un historiador; y de hecho, no será un buen teólogo si ignorara la historia. Nuestra fe es viva, razonable e histórica, despojarla de este tercer elemento sería igualarla al mito.
Continuar leyendo

  1. Lucas 1:2 []

Resultados

Seis (6) razones por las que no es sabio utilizar los resultados como fuente de autoridad

8 Mayo 2015 / Rafael Pérez

Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas. No seas sabio en tu propia opinión; teme a Jehová, y apártate del mal; porque será medicina a tu cuerpo, y refrigerio para tus huesos. Proverbios 3:5-8

Tres casos, un punto en común

Dios en su Palabra ha revelado su voluntad, que es buena, agradable y perfecta(A), sin embargo, muchos se han apartado de ella, y al hacerlo, aparentemente les ha ido bien (negocios inapropiados, relaciones imprudentes, decisiones poco sabias) al punto que justifican su desvío usando como argumento los resultados: asumen que si de eso ha salido algo bueno significa que Dios les aprobó. Así mismo, muchos se resisten a corregir sus prácticas ministeriales, a sujetarse a las exigencias escriturales, pues aunque admiten haber ignorando o violando lo que las Escrituras enseñan, dicen tener ya mucho tiempo obrando de ese modo y Dios les ha bendecido con fruto, lo que es señal de que se agrada de su proceder. Aún otros, experimentan gran presión tratando de hacer grandes cosas para Dios por sus propios medios, y en el afán, hasta pueden llegar a sacrificar la fidelidad en la búsqueda de resultados. Son tres casos distintos —apartarse de la voluntad de Dios, resistirse a corregir malas prácticas y perseguir grandes cosas—, pero con un punto en común, la orientación al resultado: usar los números, al fruto o la permanencia como fuente de autoridad, en vez de apelar a lo que Dios expresamente ha ordenado en las Sagradas Escrituras; suplantar la autoridad de las Escrituras con la experiencia particular. A continuación comparto seis razones por las que no es sabio proceder de ese modo. Aplican para nuestra vida personal y también en el servicio que hacemos para el Señor.
Continuar leyendo

  1. Romanos 12:2 []


Lista de correo

Mantente en contacto. Recibe en tu correo los últimos artículos y actualizaciones.

Selecciones

¿Por dónde comenzar a estudiar la Biblia?

¿Por dónde comenzar a estudiar la Biblia?

En la mayor parte de Latinoamérica la gente ya tiene cierto conocimiento sobre Jesús. Los tres primeros evangelios (Mateo, Marcos y Lucas) son especialmente útiles para conocer su persona, pero el cuarto evangelio (Juan) fue escrito expresamente «para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre».

¿Por qué el Señor no salva a mi familiar?

¿Por qué el Señor no salva a mi familiar?

Recientemente en dos ocasiones y decenas de veces en los últimos años he tenido que responder la pregunta. Escribo ahora esto no tanto con la intención de darle respuesta, sino con la intención de dar aliento. Lo que pretendo con este corto artículo es ayudar a mis hermanos a glorificar al Señor en sus relaciones con familiares que aún no han creído.

La gracia común

La gracia común

Los cristianos podemos aceptar con facilidad que Dios ha mostrado su amor para con nosotros de una manera especial, «en que siendo aún pecadores Cristo murió por nosotros», pero regularmente obviamos que la gracia común de Dios está disponible para todas sus criaturas.

Una iglesia que mejora

Una iglesia que mejora

No está mal hacer planes y proyectos, no está mal tener una estrategia para administrar el fruto, pero la única mejora que puede ser considerada importante es llevar la iglesia cada vez más a su fundamento original: aquello ordenado por Cristo y documentado por sus apóstoles es la fuente de las mejoras; en eso, al tiempo de Dios, veremos un fruto que permanece.

El amor de Dios hacia Caín

El amor de Dios hacia Caín

La gracia común de Dios se ve en la vida de los cainitas (la reprensión, la edificación de ciudades, el establecimiento de familias, el desarrollo tecnológico y en el florecimiento de las artes), con su expresión más grande en tu paciencia.

Nuestra actitud ante el hermano caído

Nuestra actitud ante el hermano caído

Podría ser que la motivación de quienes siguen hoy el camino de los edomitas (alegrándose, jactándose y aumentando la aflicción del hermano caído) sea un fuerte celo por la obra de Dios mal canalizado, pero en muchos casos la motivación podría ser todavía más baja: soberbia, arrogancia y la falta de misericordia; envidia, celos y viejas rencillas sin superar.