ACT: Jul 20, 2017

Nuestra Iglesia

Nuestra Herencia

Volver Arriba ↑

Una iglesia cristiana, evangélica, protestante, fundamentada en la Suficiencia de las Escrituras.

Nos caracterizamos por sostener una doctrina cristiana conservadora, por compartirla mediante una enseñanza práctica y por congregarnos con una liturgia sencilla. Los miembros de nuestra iglesia pueden encontrar su historia reciente en los movimientos misioneros del siglo XX —herederos de la Reforma Protestante del Siglo XVI— que emprendieron la tarea evangélica de compartir las buenas nuevas de Cristo en nuestras tierras, especialmente la Misión Evangélica de las Antillas(A), que fundó en la República Dominicana los Templos Evangélicos. Aunque tenemos comunión con muchas otras iglesias dentro y fuera de la República Dominicana y reconocemos como parte de nuestra herencia los Templos Evangélicos, desde el inicio de esta nueva obra nos hemos venido desarrollando como una iglesia autóctona, no denominacional e independiente. Buscamos constantemente nuevas oportunidades de compañerismo y unidad con otras congregaciones, como enseñan las Escrituras: una fe, un Señor y un bautismo.

Solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz; un cuerpo, y un Espíritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación; un Señor, una fe, un bautismo, un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos.Efesios 4:3-6

Iglesia Autóctona Ser una iglesia autóctona significa que desarrollamos nuestros recursos principalmente en forma local: liderazgo, sostenimiento, infraestructura y programas.

Así comenzamos

En abril del 2008(B) emprendimos la tarea de dar continuidad a la obra comenzada por los movimientos misioneros del siglo pasado con un pequeño estudio bíblico —y un tiempo de conversación al final para aplicar el tema tratado— en el salón de espera de un taller de mecánica automotriz que se nos facilitó. A esa primera reunión asistieron la familia de nuestro pastor, algunos invitados y hermanos que formaron el equipo iniciador. Desde entonces nos hemos congregado en diferentes lugares, pero manteniendo siempre la misma esencia. Al día de hoy, una de las características más distintivas de nuestra liturgia es que somos una iglesia donde la gente no solamente escucha, sino que también participa.

Nuestra Misión

Volver Arriba ↑

Formar discípulos de Cristo que vivan en medio del mundo de una forma totalmente diferente.

En PezMundial trabajamos para cumplir la Gran Comisión(C) desarrollando una comunidad de discípulos que caminen juntos en el mundo reflejando el carácter de Cristo en medio de la gente. En vez de aislar a nuestra iglesia o pretender quitarla del mundo, preferimos prepararla para que viva allí de una forma agradable a Dios: siendo una influencia positiva y dando testimonio de su fe ante los demás. Tal como oró Jesús por sus discípulos:

No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal. No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad. Como tú me enviaste al mundo, así yo los he enviado al mundo.Juan 17:15-18

Buscamos con toda paciencia y dosctrina(D) mover nuestra congregación a un nivel de identificación y compromiso con Cristo cada vez mayor: de Creyentes a Seguidores, de Seguidores a Discípulos y de Discípulos a Maestros. La congregación de nuestra iglesia (quienes asisten a nuestras actividades) está compuesta por personas que están en diferentes niveles de compromiso y así son bienvenidas, pero formalmente, la iglesia de Cristo está compuesta solamente por discípulos comprometidos y es nuestra meta ayudarles a crecer.

Volver Arriba ↑
La misión de nuestra iglesia —formar discípulos de Cristo que vivan en medio del mundo de una forma totalmente diferente— se encuentra reflejada en nuestro logo: Un Pez formando la silueta del mundo. El Pez fue uno de los primeros símbolos con que se identificó la iglesia de Cristo. En griego, Pez se escribe Ichthys, y su acrónimo forma la siguiente oración: Iesous Christos Theou Yios Soter. Traducido: Jesús, Cristo, Hijo de Dios, Salvador. Este acrónimo era una declaración de fe, pues contenía aquellas convicciones profundas de los primeros cristianos sobre la persona, deidad y obra de nuestro Señor Jesucristo, convicciones por las que muchos de ellos entregaron sus vidas dejándonos con ello este precioso legado. Es para nosotros motivo de orgullo y a la vez un gran compromiso portar el pez.

Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. (Marcos 16:15)

Declaración de Fe

Volver Arriba ↑

Un resumen de nuestras creencias fundamentales.

  • 1 LA BIBLIA Creemos que las Sagradas Escrituras son la palabra de Dios(E) inspirada y suficiente. Afirmamos que la Biblia (Canon de 66 Libros: 39 en el Antiguo Testamento 27 en el Nuevo Testamento) es nuestra regla suficiente de fe y conducta. Siendo así, es en ella —y no en la tradición o en la opinión de los hombres— que basamos nuestras convicciones y en ella aprendemos nuestra forma de actuar. Entendemos que la Biblia contiene todo lo necesario para alcanzar la salvación y vivir en este mundo de una forma agradable a Dios(F).
  • 2 DIOS Creemos que existe un solo Dios(G), creador del cielo y de la tierra, que ha existido eternamente en tres personas (Dios el Padre(H), Dios el Hijo(I) y Dios el Espíritu Santo(J)) y se ha revelado Él mismo al hombre en diferentes maneras a través de la historia. Siendo así, Dios tiene la autoridad para regir el mundo, rendiremos cuentas ante Él y no tenemos excusa para ignorarle.
  • 3 EL HOMBRE Creemos que el hombre fue creado por Dios(K), a su imagen y semejanza, pero que a consecuencia del pecado ha perdido la comunión con Él y se ha deteriorado su alma, por lo que necesita perdón y regeneración. Creemos que Dios ha dotado al hombre de libre albedrío, por lo que al ser convencido de pecado, de justicia y de juicio por el Espíritu Santo(L) voluntariamente(M) puede elegir entre hacer la voluntad de Dios o desobedecerla.
  • 4 EL PECADO Y EL EVANGELIO Creemos que todo lo que Dios creó fue inicialmente bueno en gran manera(N), sin embargo, como consecuencia del pecado, la creación ha entrado en un proceso de deterioro(O): morimos espiritualmente(P), cambiamos nuestra libertad por esclavitud(Q) y fuimos condenados a perdición eterna(R). Creemos la buena noticia del evangelio: que Cristo murió por nuestros pecados, fue sepultado y resucitó al tercer día; todo esto, conforme a lo que de Él se había profetizado en las Sagradas Escrituras(S). Por tanto, al depositar en Cristo nuestra fe (arrepintiéndonos y convirtiéndonos(T)) en Él tenemos perdón y esperanza.
  1. La Misión Evangélica de las Antillas fue una iniciativa de alcance por medio de la siembra de iglesias locales emprendida desde cuba por un grupo de misioneros norteamericanos de trasfondo bautista en la primera mitad del siglo XX []
  2. Jueves 10 de Abril del 2008 []
  3. Mateo 28:18-20 []
  4. 2 Timoteo 4:2 []
  5. Juan 17:17 []
  6. 2 Timoteo 3:16 []
  7. Deuteronomio 6:4 []
  8. Filipenses 2:2, Isaías 64:8, Isaías 44:24, 1 Tesalonsenses 1:10 []
  9. Juan 1:1, Colosenses 2:9, Juan 1:3, Colosenses 1:16-17, Juan 2:19, Juan 10:17 []
  10. Hechos 5:3-4, Job 33:4, Job 26:13, Romanos 8:11 []
  11. Génesis 1:22 []
  12. Juan 16:8 []
  13. Josué 24:15, Apocalipsis 3:20 []
  14. Génesis 1:31 []
  15. Romanos 8:21-22 []
  16. Efesios 2:1 []
  17. Juan 8:34 []
  18. 1 Corintios 6:9-11 []
  19. Lucas 24:44-47 []
  20. Hechos 3:19 []


Lista de correo

Mantente en contacto. Recibe en tu correo los últimos artículos y actualizaciones.

Selecciones

La gracia común

La gracia común

Los cristianos podemos aceptar con facilidad que Dios ha mostrado su amor para con nosotros de una manera especial, «en que siendo aún pecadores Cristo murió por nosotros», pero regularmente obviamos que la gracia común de Dios está disponible para todas sus criaturas.

Importancia y utilidad de la diaconía

Importancia y utilidad de la diaconía

Todo cristiano anhela ver el crecimiento de la iglesia, pero sabemos que esto no depende de nosotros mismos: es un milagro, algo sobrenatural que Dios se ha reservado para Él. Lo que sí está a nuestro alcance es sembrar en tantos lugares como nos sea posible, orar y esperar en el Señor, y si vemos fruto, administrar la cosecha como mejor podamos.

Organizaciones paraeclesiásticas

Organizaciones paraeclesiásticas

La completa eliminación del hambre, de la enfermedad o las injusticias no debería ser nuestra aspiración en este momento. Pero el otro extremo, la indiferencia, tampoco debería ser nuestro lugar: sabemos que siempre tendremos pobres entre nosotros, pero podemos trabajar para que no sean siempre los mismos.

La Biblia, manual del usuario

La Biblia, manual del usuario

La mayoría de los nuevos usuarios pretende comenzar por el primer libro (Génesis), pues suponen (con algo de razón) que como todo libro, se necesita comenzar por la primera página e ir leyendo página tras página ordenadamente hasta llegar al final. Recuerda que lo que tienes no es un libro, ¡es una biblioteca de 66!

¿Por dónde comenzar a estudiar la Biblia?

¿Por dónde comenzar a estudiar la Biblia?

En la mayor parte de Latinoamérica la gente ya tiene cierto conocimiento sobre Jesús. Los tres primeros evangelios (Mateo, Marcos y Lucas) son especialmente útiles para conocer su persona, pero el cuarto evangelio (Juan) fue escrito expresamente «para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre».

Prosperidad sin satisfacción

Prosperidad sin satisfacción

Dios tiene que estar presente, en el primer lugar de nuestras vidas, pues Él es el dueño de las cosas que administramos y por su voluntad las tenemos, pero también Él creó nuestro corazón, y solamente Él tiene la capacidad para dar verdadera satisfacción a nuestra alma; sin Él, todo es absurdo.