Caín y Abel

El amor de Dios hacia Caín

26 septiembre 2014 / Rafael Pérez

Y aconteció andando el tiempo, que Caín trajo del fruto de la tierra una ofrenda a Jehová. Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo de ellas. Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda; pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya. Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante. Entonces Jehová dijo a Caín: ¿por qué te has ensañado, y por qué ha decaído tu semblante? Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido? y si no hicieres bien, el pecado está a la puerta; con todo esto, a ti será su deseo, y tú te enseñorearás de él.Génesis 4:3-7

Seleccioné este título para este estudio a pesar de reconocer sus debilidades. El amor de Dios se expresa en las Escrituras en dos manera distintas: un atributo comunicado de su carácter, posiblemente el fundamental («Dios es amor(A)», y una disposición favorable suya hacia determinadas personas («por su gran amor con que nos amó(B)»). El caso de Caín entra dentro del primero, pero no en el segundo: no fue amado por Dios de una manera especial, sino general, al igual que lo son todos los hombres(C). Cuando lo escribí (mayo pasado) no le di un título específico, sino solamente el tema: la gracia común en el libro de Génesis’, pero el tema también era mucho más general que su alcance: Caín y sus hijos. Preferí el actual, aunque con esta salvedad.

Propósitos de este estudio

Cuando el avance del hombre sobre la tierra sucede de espaldas a Dios, cualquier recurso que potencialice sus capacidades (conocimientos, herramientas, innovaciones) potencializará también la expresión de la maldad que está en él.

Este es un estudio acerca de la doctrina de la gracia común en el libro de Génesis. El primer propósito del mismo es (1) mostrar cómo la gracia común de Dios se hace evidente muy temprano en la historia del hombre, en especial, justo después de la primera evidencia de su gracia especial en el protoevangelio (Génesis 3). La evidencia está en el trato de Dios con Caín a pesar de que sabemos que este «era del maligno(D)» y la forma en que prosperaron materialmente Caín y los suyos a pesar de haber salido de la presencia de Jehová(E). Entiendo que rastrear esta doctrina hasta la historia más temprana puede aportar a la teología sistemática, pero propongo también que desde el libro mismo (específicamente Génesis 4) se puede exponer esta doctrina, algo que podría aportar a la teología bíblica. El segundo propósito es más práctico que el primero: (2) demostrar que la gracia común puede ser el punto de partida para una aproximación cristiana a la cultura (la ciudad, la tecnología y las artes), partiendo de la siguiente premisa: cuando el avance del hombre sobre la tierra sucede de espaldas a Dios(F), cualquier recurso que potencialice sus capacidades (conocimientos, herramientas, innovaciones) potencializará también la expresión de la maldad que está en él (será directamente proporcional a esta(G)), pero no por ello deberíamos inferir que estos recursos o el avance mismo que pudieran producir son inherentemente malos. Se evidenciará que el pecado no estaba en el ingenio, en la creatividad o en los medios desarrollados por los cainitas, sino en la naturaleza caída que heredamos todos los hombres desde Adán y en su decisión particular de administrar la creación de espaldas a su creador. Pretendo demostrar que cualquier expresión del desarrollo humano tiene su origen en la mayordomía de la creación (Génesis 2), pero que a consecuencia del pecado, las obras de los hombres —a diferencia de las obras de Dios(H)— siempre son imperfectas y propensas a la corrupción. Siendo así, concluiré que en vez de abstraernos de la cultura (generalizando cualquier avance como algo malo) o abrazarla sin mayor cuestionamiento, podemos participar en ella con precaución y cumplir así una mejor mayordomía(I).
Continuar leyendo

  1. 1 Juan 4:8 []
  2. Efesios 2:4 []
  3. Juan 3:16 []
  4. 1 Juan 3:12 []
  5. Génesis 4:16 []
  6. La separación entre la generación de Caín y Dios se hace dramáticamente palpable en Génesis 4:16: «Salió, pues, Caín de delante de Jehová, y habitó en tierra de Nod, al oriente de Edén». []
  7. Un ejemplo de cómo el avance de la tecnología potencializa la maldad es la Torre de Babel (Génesis 11): «les sirvió el ladrillo en lugar de piedra, y el asfalto en lugar de mezcla», «y dijeron: vamos, edifiquémonos una ciudad y una torre, cuya cúspide llegue al cielo». Pasar de la piedra al ladrillo permitió proyectos de mayor envergadura, oportunidad que avivó en ellos la soberbia. []
  8. Así evaluó Dios mismo sus obras en Génesis 1:31: «Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera». []
  9. La mayordomía de la creación puede ser un buen principio rector para evitar por un lado el ascetismo (abstraerse del mundo) y por el otro la mundanalidad (participar sin condición). []

El canto congregacional

El canto congregacional (7/8)

2 septiembre 2013 / Rafael Pérez

Relacionados: El canto congregacional (1/8)El canto congregacional (2/8)El canto congregacional (3/8) El canto congregacional (4/8)El canto congregacional (5/8)El canto congregacional (6/8)

Punto #6: El canto congregacional debe ser nuevo, con calidad y emoción.

Entramos a la penúltima parte de esta serie sobre el canto congregacional. Después de haber cubierto las partes más teológicas (que sea espiritual y verdadero, que esté centrado en Dios, que sea un canto participativo, que sea abundante en contenido bíblico y entendible) en esta entrega y en la próxima cubriremos asuntos prácticos, quizás colaterales o periféricos, pero también importantes: que sea nuevo, con calidad musical y emoción (en esta entrega) y que sea un canto coordinado (en la próxima). Esta penúltima parte da por sentado que ya la iglesia logró los propósitos anteriores —elementales— y busca ahora evitar que la iglesia caiga en la superficialidad (cantando cosas que pueden ser verdaderas, aunque sin considerar su relevancia), negligencia (cantando sin calidad cuando podría hacerlo mejor) o apatía (cantando con sentido, pero sin emoción o sentimiento). Estos tres asuntos (relevancia, calidad y emoción) los encontramos en un mismo versículo:

Cantadle cántico nuevo; hacedlo bien, tañendo con júbilo.Salmos 33:3

Continuar leyendo

Apocalipsis: Estrellas, Ángeles y Candeleros / Mensaje a las siete iglesias

Apocalipsis: Estrellas, Ángeles y Candeleros

14 octubre 2012 / Rafael Pérez

Comparto a continuación una serie de notas que preparé como introducción al sermón de hoy, sobre la iglesia de Laodicea, una de las siete iglesias del apocalipsis. Estos puntos sirvieron de contexto para explicar el simbolismo recurrente antes de entrar al cuerpo de la enseñanza, que cubrió más detalladamente la última carta, a la iglesia de Laodicea. Especialmente cubre el significado de las estrellas, los ángeles y los candeleros mencionados entre el capítulo uno y tres así como su aplicación. Presento las notas en forma de puntos ordenados en dos partes (interpretación y aplicación) para que sea más fácil referirme a ellos eventualmente, aclarar o abundar.

Yo estaba en el Espíritu en el día del Señor, y oí detrás de mí una gran voz como de trompeta, que decía: Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último. Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesias que están en Asia: a Efeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardis, Filadelfia y Laodicea. Apocalipsis 1:10-11

Continuar leyendo

La iniciativa de perdonar

30 julio 2010 / Rafael Pérez

Por tanto, si tu hermano peca contra ti, ve y repréndele estando tú y él solos; si te oyere, has ganado a tu hermano. (Mateo 18:15)

perdonar a nuestros enemigosCuando enseño sobre el perdón lo que más dificultad les da a las personas entender no es perdonar en sí, sino tomar la iniciativa de hacerlo a pesar de ser el agraviado. Sin embargo, este es un principio desarrollado consistentemente a lo largo de toda la escritura: desde el libro de Génesis (con la caída del hombre) y hasta los evangelios (con la redención): cada vez que el hombre falló, fue Dios quién tomó la iniciativa para restaurar la comunión. Del mismo modo, espera que nosotros tomemos la iniciativa cuando alguien nos falla. Leyendo el libro de Génesis he encontrado tres razones por las cuales es el agraviado y no el agresor quien debe tomar la iniciativa de perdonar y —sobre todo— restaurar: El agraviado comúnmente desconoce su falta (mayormente si es reincidente en ella), tomar la iniciativa es la mayor manifestación de amor y el pecado tiene un efecto corruptor de rápido avance (comparado con el avance de la levadura, de la lepra y del fuego). Continuar leyendo



Lista de correo

Mantente en contacto. Recibe en tu correo los últimos artículos y actualizaciones.


Selecciones

Bienaventurados los misericordiosos

Bienaventurados los misericordiosos

La misericordia es la expresión intencional del amor, impulsada por el Espíritu Santo y expresada ante aquellos que de forma natural no entrarían en nuestro radar.

[Guía] Cómo buscar un versículo en la Biblia

[Guía] Cómo buscar un versículo en la Biblia

Quienes por años hemos estado leyendo la Biblia podemos dar por sentado que todo el que tiene una sabe usarla, y quienes comienzan a leerla piensan que algunos tienen una capacidad especial que les permite llegar instantáneamente a cualquier versículo de la misma, para ellos, es buscar la aguja en un pajar y una labor estresante.

(Audio) La relación pastoral

(Audio) La relación pastoral

Una valiosa relación en la vida de todo creyente es su relación pastoral, relación que debe ser edificada intencionalmente a través del tiempo con el fin de llegar juntos a glorificar al Señor. El pastor ha sido dado por Cristo a su rebaño para dirigirle, cuidarle y alimentarle, con la advertencia solemne de que un día dará cuenta por cada oveja al Señor de los pastores.

Un criterio para seleccionar la música que escuchamos

Un criterio para seleccionar la música que escuchamos

Necesitamos un criterio para nuestra aproximación a la música. Aquí encontrarás una serie de consideraciones para que con la ayuda del Señor puedas establecer el tuyo. Sé que para algunos este podría ser un tema ya cerrado, pero creo que valdría la pena volver a pensarlo, para nuestro provecho y el de nuestros hermanos.

Ana: tres lecciones de gratitud (1/3)

Ana: tres lecciones de gratitud (1/3)

Gratitud es la expresión de aquel que ha recibido algo, y en nuestra relación con Dios debería ser esta una constante. Dada la multitud de los bienes recibidos de Él, nos quedaremos cortos en nuestra expresión de agradecimiento, por eso, todo momento es oportuno para estimular la gratitud, es una de las cosas que nunca sobran, sino que siempre hacen falta.

Leyes sobre la esclavitud en el antiguo Israel

Leyes sobre la esclavitud en el antiguo Israel

Es una ironía. Los cristianos somos acusados por los incrédulos de basar nuestra fe en un libro que justifica la esclavitud, pero nuestros acusadores no han considerado que el ideal de libertad que ellos hoy defienden fue el cristianismo que se los enseñó.