[Audio] Dios en tu familia

2 enero 2014 / Rafael Pérez

Día de familia Expuse este sermón, basado en Éxodo 1:7-22—2:1-11 durante la celebración del día de la familia del año pasado (2013), primero en nuestra iglesia y luego, la misma semana, en la Iglesia de Dios de la Avenida Barahona. Pienso que más allá de la ocasión especial —día de familia— es propicio para nuestro momento como iglesia, con muchos matrimonios jóvenes, madres en gestación y niños pequeños. Lo comparto ahora, orando para que pueda ser de bendición en tú familia.

Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.Proverbios 22:6 RVR

Introducción

Veremos el gran impacto que los padres pueden tener en la vida de sus hijos cuando hacen las cosas a la manera de Dios.

Esta es la historia de unos padres cuyo hijo nació en un momento poco favorable, que tuvieron que proveerle con los limitados recursos que tuvieron a mano y que aprovecharon bien el tiempo y el beneficio que providencialmente recibieron: poder formar en los primeros años el carácter de su hijo, de forma tal que pudiera retener sus convicciones durante toda su vida, cuando ya no estuviera con ellos. Al mismo tiempo, esta es la historia de Moisés, el líder que Dios utilizó para libertar a su pueblo de la esclavitud. Veremos el gran impacto que los padres pueden tener en la vida de sus hijos cuando hacen las cosas a la manera de Dios (aún en los tiempos más difíciles) y el gran beneficio que esto tiene para toda la sociedad.

Archivado en: PezMundial



Lista de correo

Mantente en contacto. Recibe en tu correo los últimos artículos y actualizaciones.

Selecciones

(Audio) La relación pastoral

(Audio) La relación pastoral

Una valiosa relación en la vida de todo creyente es su relación pastoral, relación que debe ser edificada intencionalmente a través del tiempo con el fin de llegar juntos a glorificar al Señor. El pastor ha sido dado por Cristo a su rebaño para dirigirle, cuidarle y alimentarle, con la advertencia solemne de que un día dará cuenta por cada oveja al Señor de los pastores.

Organizaciones paraeclesiásticas

Organizaciones paraeclesiásticas

La completa eliminación del hambre, de la enfermedad o las injusticias no debería ser nuestra aspiración en este momento. Pero el otro extremo, la indiferencia, tampoco debería ser nuestro lugar: sabemos que siempre tendremos pobres entre nosotros, pero podemos trabajar para que no sean siempre los mismos.

¿Por qué el Señor no salva a mi familiar?

¿Por qué el Señor no salva a mi familiar?

Recientemente en dos ocasiones y decenas de veces en los últimos años he tenido que responder la pregunta. Escribo ahora esto no tanto con la intención de darle respuesta, sino con la intención de dar aliento. Lo que pretendo con este corto artículo es ayudar a mis hermanos a glorificar al Señor en sus relaciones con familiares que aún no han creído.

El amor de Dios hacia Caín

El amor de Dios hacia Caín

La gracia común de Dios se ve en la vida de los cainitas (la reprensión, la edificación de ciudades, el establecimiento de familias, el desarrollo tecnológico y en el florecimiento de las artes), con su expresión más grande en tu paciencia.

Bienaventurados <br>los que lloran

Bienaventurados
los que lloran

¡Bienaventurados los que lloran! Pues tienen evidencia de la obra del Espíritu Santo en sus corazones, de forma tal que se han vuelto tiernos, significa que realmente están vivos. No sucede naturalmente, pero hay motivos puntuales por los que un hombre sensibilizado por el Espíritu Santo tiene que llorar.

La gracia común

La gracia común

Los cristianos podemos aceptar con facilidad que Dios ha mostrado su amor para con nosotros de una manera especial, «en que siendo aún pecadores Cristo murió por nosotros», pero regularmente obviamos que la gracia común de Dios está disponible para todas sus criaturas.