Salmo 100

[Audio] Salmo 100: Cuatro (4) llamados piadosos

3 enero 2018 / Rafael Pérez

Cantad alegres a Dios, habitantes de toda la tierra. Servid a Jehová con alegría; venid ante su presencia con regocijo. Reconoced que Jehová es Dios; Él nos hizo, y no nosotros a nosotros mismos; pueblo suyo somos, y ovejas de su prado. Entrad por sus puertas con acción de gracias, por sus atrios con alabanza; alabadle, bendecid su nombre. Porque Jehová es bueno; para siempre es su misericordia, y su verdad por todas las generaciones.Salmo 100:1-5

Este fue el sermón de fin de año (pueden ver también el del 2015: sabiduría para cerrar un año) en nuestra iglesia local, cerrando un 2017 en el que fuimos desafiados en casi todas las áreas imaginables. Expuse los cuatro llamados que hace el salmista en el Salmo 100 con el propósito de que nos propongamos como iglesia responder a cada uno de ellos en este nuevo año que el Señor nos concede. Sobre el primero de los puntos (cantad al Señor con alegría) vuelvo sobre el canto congregacional, que ha sido uno de nuestros temas frecuentes en los últimos tiempos, y con relación al segundo (servid a Jehová con alegría) pueden ver un audio del 2015: el sacrificio de alabanza. Les comparto la introducción y el audio del sermón.


INTRODUCCIÓN Al terminar diciembre muchas personas escriben sus resoluciones de fin de año. Otras prefieren no hacerlo, pues su experiencia ha sido volver en corto tiempo a las cosas de siempre. En esto no tenemos mandamiento, pero así como las organizaciones tienen metas la iglesia de Cristo debería proponerse cada año (con la ayuda del Señor y en su temor) alcanzar un nivel más alto en su devoción; objetivos concretos para desafiarnos y sacarnos de nuestra zona de comodidad. El Salmo 100 es un punto de partida, pues el salmista hace una serie de llamados piadosos que haríamos bien en proponernos responder: cantad, servid, reconoced y entrad. Estas podrían ser nuestras metas como iglesia para el año entrante.

Audio Salmo 100: Cuatro (4) llamados piadosos. Sermón predicado en nuestra iglesia el Domingo 31 de Diciembre del 2017. Descargar MP3

Convencimiento de pecado

Bienaventurados
los que lloran

12 diciembre 2017 / Rafael Pérez

Serie de Artículos Este artículo es la segunda parte de una serie más extensa (ocho artículos en total) sobre las bienaventuranzas. Pueden leer la primera parte (bienaventurados los pobres en espíritu) y la introducción: Introducción al estudio de las Bienaventuranzas.

Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación.Mateo 5:4

Así como reflexionar en la gracia nos conduce a la doxología (adoración), el convencimiento de pecado nos debería llevar a la contrición.

Si la primera bienaventuranza describe nuestra actitud de reconocimiento ante nuestra verdadera condición delante de Dios (confesión), la segunda se refiere al sentimiento que entender nuestro lastimoso estado produce en nosotros por la influencia del Espíritu Santo (contrición). Así como reflexionar en la gracia nos conduce a la doxología (adoración), el convencimiento de pecado nos debería llevar a la contrición: no solamente al rechazo intelectual de la maldad propia o la aceptación racional de la doctrina, sino también a la expresión sincera de nuestro lamento, fruto de un corazón sensibilizado. Este aspecto de la vida cristiana ha sido relativamente descuidado en el último siglo, parece muy católico el lamento ante el pecado, pero quien realmente entiende la salvación no solamente recibe la gracia, sino que lo hace entre lágrimas y dice con el Apóstol: «¡Miserable de mí! ¿quién me librará de este cuerpo de muerte?(A)». Un verdadero cristiano no solamente rechaza intelectualmente el pecado y abraza la doctrina, sino que se lamenta de su lastimoso estado presente, vive asustado, avergonzado y quebrantando constantemente por sí mismo; mientras más crece el hombre espiritual en él, más deplorable se ve el hombre natural que sigue allí: es la viva imagen de una casa vieja que se va remendando, mientras más artesonada es una parte, más desvencijada se ve la otra.
Continuar leyendo

  1. Romanos 7:24 []

crianza de los hijos, crianza cristiana

[Audio] Las expectativas de Dios en la crianza

9 noviembre 2017 / Rafael Pérez

Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo. Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa; para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra. Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor. Efesios 6:1-4

Hacen ya siete años que comenzamos a celebrar en nuestra iglesia el día de la familia, una iniciativa de nuestro ministerio de niños. En cada mes de noviembre tomamos un domingo para invitar especialmente familias y poner a padres y a hijos en contacto con una cosmovisión cristiana sobre algún tema de su interés. Tanto los padres como sus hijos reciben instrucción, el tema de este año —para los adultos— fue un llamado para padres y para hijos: a unos a obedecer en el Señor y a otros a criar en el Señor. Les comparto la introducción y el audio del sermón.


El problema principal de las nuevas generaciones es una ira irracional, muchachos que viven rodeados de privilegios andan por la vida profundamente rotos: airados, dolidos y frustrados; actúan como si acabarán de regresar de la guerra y aún no llegan a los dieciocho años.

INTRODUCCIÓN Padres, pastores y maestros, todos podrían confirmarlo: el problema principal de las nuevas generaciones es una ira irracional, muchachos que viven rodeados de privilegios andan por la vida profundamente rotos: airados, dolidos y frustrados; actúan como si acabarán de regresar de la guerra y aún no llegan a los dieciocho años. Sus padres dicen haberles dado todo lo necesario para que crecieran fuertes y sanos, que crearon para ellos todas las oportunidades, pero aun así sus hijos lucen apagados y sin ganas de vivir. Estos han sido los resultados del sistema de crianza popular, donde Cristo puede ser una referencia, pero no es el centro. Hoy veremos las expectativas de Dios.

Audio Las expectativas de Dios en la crianza. Sermón predicado en nuestra iglesia el Domingo 5 de Noviembre del 2017. Descargar MP3

Biblia, Devocional, Estudio

Tres (3) beneficios de tener una Biblia impresa

10 octubre 2017 / Rafael Pérez

Resumen
La transición hacia tener la Biblia en dispositivos electrónicos ha traído grandes beneficios, principalmente en cuanto al acceso de las personas a la Palabra de Dios, pero también presenta retos únicos que debemos considerar con sabiduría.

!Oh, cuánto amo yo tu ley! Todo el día es ella mi meditación. Me has hecho más sabio que mis enemigos con tus mandamientos, porque siempre están conmigo. Más que todos mis enseñadores he entendido, porque tus testimonios son mi meditación. Más que los viejos he entendido, porque he guardado tus mandamientos; de todo mal camino contuve mis pies, para guardar tu palabra. Salmo 119:97-101

En mis lecturas bíblicas devocionales siempre uso una Biblia impresa (en físico), lo mismo hago cuando voy a exponer las Escrituras. Tengo otras Biblias —en físico y en digital—, pero esta es especial. Le llamo Biblia devocional: es una Biblia solamente (sin referencias para estudio o reflexiones devocionales), en físico, con un tamaño de letra fácil de leer y un tamaño fácil de sostener en mis manos; pero sobre todo, está muy subrayada por mí mismo con aquello que más ha llamado mi atención en cada libro. También uso mucho YouVersion para leer la Biblia en la tablet o en el celular, Biblegateway para consultas en línea usando la computadora y otras herramientas más especializadas cuando estoy investigando algún texto; pero al leer las Escrituras en forma devocional y al exponerlas siempre uso una Biblia física.

Continuar leyendo

niños, niñez, niños cristianos

(Audio) ¡Dejemos que los niños vengan!

20 julio 2017 / Rafael Pérez

Entonces le fueron presentados unos niños, para que pusiese las manos sobre ellos, y orase; y los discípulos les reprendieron. Pero Jesús dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los cielos. Y habiendo puesto sobre ellos las manos, se fue de allí. Mateo 19:13-15

En la sociedad contemporánea se aboga para que los niños sean incluidos; el mundo ve esto como novedad, pero ha sido (con excepciones) la norma en la iglesia cristiana desde sus comienzos y la clave en sus momentos más gloriosos. Los niños tuvieron también un lugar importante en el ministerio de nuestro Señor Jesucristo: el Maestro miró los niños, permitió que se acercaran a Él, los tomó en sus brazos, oró por ellos y los bendijo. Todas estas cosas eran contrarias a las costumbres y expectativas de la gente de su tiempo —sus discípulos reaccionaron negativamente— y lo podría seguir siendo entre los creyentes de nuestros días; por eso se hace necesario instruir la iglesia en este sentido. Hoy estaremos reiterando un imperativo: ¡dejemos que los niños vengan!


Audio ¡Dejemos que los niños vengan! Sermón predicado en nuestra iglesia el Domingo 5 de Marzo del 2017. Descargar MP3

Dependencia, insuficiencia, necesidad

Bienaventurados los pobres en espíritu

11 julio 2017 / Rafael Pérez

Serie de Artículos Este artículo sobre la pobreza espiritual es la primera parte de una serie más extensa (ocho artículos en total) sobre las bienaventuranzas. Pueden leer la introducción: Introducción al estudio de las Bienaventuranzas.

Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.Mateo 5:3

Significado de la pobreza espiritual

Pobres en espíritu no son quienes experimentan voluntariamente o por necesidad carencias materiales, sino aquellas personas que han dejado de lado la soberbia y la presunción para con humildad reconocer delante del Señor su verdadera condición.

Quienes vienen de un trasfondo Católico-Romano tienden a relacionar esta primera bienaventuranza con carencia material, quizás influenciados por Francisco de Asís, que pasó voluntariamente de una vida acomodada como hijo de un comerciante a la más profunda pobreza. Para ellos, la expresión de nuestro Señor es un tipo de consuelo: si no tienes nada, no estés triste, pues a fin de cuentas este mundo es pasajero y el reino de los cielos tuyo. Las Sagradas Escrituras en otras partes alientan al contentamiento(A) y a la generosidad(B), pero a la luz del propósito de las bienaventuranzas (la vida dentro del reino), la expresión de nuestro Señor apunta más alto. Si una persona intentara desprenderse de sus bienes materiales para heredar el reino de los cielos, lograra desprenderse (cosa difícil para el hombre natural) y viniera ante el Señor a reclamar su bendición, estaría obrando directamente en contra del propósito de la bienaventuranza; no estaría evidenciando pobreza de espíritu, sino presunción espiritual: intentar ser digno del reino de los cielos por sus propios medios. Pobres en espíritu no son quienes experimentan voluntariamente o por necesidad carencias materiales, sino aquellas personas que han dejado de lado la soberbia y la presunción para con humildad reconocer delante del Señor su verdadera condición: estamos muertos en nuestros delitos y pecados, a pesar de nuestro mejor esfuerzo. Esos son bienaventurados y de ellos es el reino de los cielos.
Continuar leyendo

  1. 1 Timoteo 6:7-9 «Porque nada hemos traído a este mundo, y sin duda nada podremos sacar. Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto. Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición». []
  2. Mateo 6:1-4 []


Lista de correo

Mantente en contacto. Recibe en tu correo los últimos artículos y actualizaciones.

Selecciones

Seis (6) razones por las que no es sabio utilizar los resultados como fuente de autoridad

Seis (6) razones por las que no es sabio utilizar los resultados como fuente de autoridad

Que Dios te use a pesar de tu desvarío no es un testimonio se Su aprobación, sino de Su soberanía. Dios es el creador y el hombre la creatura, el creador puede usarnos soberanamente como herramienta suya sin que su trato implique que se agrade en nosotros.

La gracia común

La gracia común

Los cristianos podemos aceptar con facilidad que Dios ha mostrado su amor para con nosotros de una manera especial, «en que siendo aún pecadores Cristo murió por nosotros», pero regularmente obviamos que la gracia común de Dios está disponible para todas sus criaturas.

Bienaventurados <br>los que lloran

Bienaventurados
los que lloran

¡Bienaventurados los que lloran! Pues tienen evidencia de la obra del Espíritu Santo en sus corazones, de forma tal que se han vuelto tiernos, significa que realmente están vivos. No sucede naturalmente, pero hay motivos puntuales por los que un hombre sensibilizado por el Espíritu Santo tiene que llorar.

Importancia y utilidad de la diaconía

Importancia y utilidad de la diaconía

Todo cristiano anhela ver el crecimiento de la iglesia, pero sabemos que esto no depende de nosotros mismos: es un milagro, algo sobrenatural que Dios se ha reservado para Él. Lo que sí está a nuestro alcance es sembrar en tantos lugares como nos sea posible, orar y esperar en el Señor, y si vemos fruto, administrar la cosecha como mejor podamos.

Organizaciones paraeclesiásticas

Organizaciones paraeclesiásticas

La completa eliminación del hambre, de la enfermedad o las injusticias no debería ser nuestra aspiración en este momento. Pero el otro extremo, la indiferencia, tampoco debería ser nuestro lugar: sabemos que siempre tendremos pobres entre nosotros, pero podemos trabajar para que no sean siempre los mismos.

Leyes sobre la esclavitud en el antiguo Israel

Leyes sobre la esclavitud en el antiguo Israel

Es una ironía. Los cristianos somos acusados por los incrédulos de basar nuestra fe en un libro que justifica la esclavitud, pero nuestros acusadores no han considerado que el ideal de libertad que ellos hoy defienden fue el cristianismo que se los enseñó.