Buenas prácticas ministeriales / Planificación

Cinco (5) maneras de mejorar en tu ministerio

24 mayo 2018 / Rafael Pérez

Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios. 1 Pedro 4:10

Quisiera implementar en el trabajo que mis hermanos y yo hacemos para el Señor las mejores prácticas que estén a nuestro alcance: no solamente servir a los demás con nuestros dones, sino hacerlo como buenos administradores.

Continuar leyendo

Buscar en la Biblia

[Guía] Cómo buscar un versículo en la Biblia

19 mayo 2018 / Rafael Pérez

He visto la frustración de quien visita una iglesia, alguien le presta su Biblia en un gesto de amabilidad y no sabe buscar los versículos.

En nuestra iglesia tenemos una serie de Talleres para nuevos miembros en los que participan tanto nuevos creyentes que se están preparando para ir a las aguas del bautismo como creyentes ya maduros que llegan a nuestra iglesia y quieren formalizar su membresía. Tengo diez años dando estos talleres yo mismo, pues es el primer contacto de las personas con la iglesia y un medio para establecer la relación pastoral. Con cada grupo tomo un tiempo para mostrarles los aspectos más básicos de las disciplinas espirituales, entre los que incluyo cómo buscar un versículo en la Biblia. Quienes por años hemos estado leyendo la Biblia podemos dar por sentado que todo el que tiene una sabe usarla, y quienes comienzan a leerla piensan que algunos tienen una capacidad especial que les permite llegar instantáneamente a cualquier versículo de la misma, para ellos, es buscar la aguja en un pajar y una labor estresante. He visto la frustración de quien visita una iglesia, alguien le presta su Biblia en un gesto de amabilidad y no sabe buscar los versículos. Está perdido en un mar de páginas mientras el predicador pasa a la velocidad del rayo desde un libro al otro sin poner las luces direccionales. Si ya sabes buscar en tu Biblia quizás encuentres este artículo muy básico, pero de todos modos te animo a leerlo para que luego lo compartas con alguien más que pueda necesitarlo.
Continuar leyendo

Mansedumbre

Bienaventurados
los mansos

15 mayo 2018 / Rafael Pérez

Serie de Artículos Este artículo es la tercera parte de una serie más extensa (ocho artículos en total) sobre las bienaventuranzas. Pueden leer la introducción (Introducción al estudio de las Bienaventuranzas), la primera parte (bienaventurados los pobres en espíritu) y la segunda (Bienaventurados los que lloran).

Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad.Mateo 5:5

Manso es aquel hombre que con la ayuda del Espíritu Santo ha logrado dominar su hombre interior, de forma tal que ya no tiene sed de venganza o retaliación ni vive para defender sus propios intereses.

Hay mucha confusión sobre lo que realmente es la mansedumbre, mucho malentendido sobre quién es un hombre manso. En palabras sencillas, un manso es aquel hombre que con la ayuda del Espíritu Santo ha logrado dominar su hombre interior, de forma tal que ya no tiene sed de venganza o retaliación ni vive para defender sus propios intereses. Pero tampoco el manso es un hombre llevado por el viento, mojigato o reducido, no ha renunciado al interés personal para ayudar a que los impíos den en él rienda suelta a su violencia y se enreden cada vez más en su degeneración, el manso se dedica a servir un interés más alto, que es la gloria de Dios y su voluntad; no está al servicio (como víctima) de la maldad del hombre, sino (como agente) de los planes de Dios. Dos hombres en las Escrituras son llamados mansos: Moisés y Jesús. Nuestro maestro caminó hacia la cruz desde que comenzó su ministerio con la más absoluta mansedumbre: le agredían y Él no respondía, lo fue a un punto tal que pudo orar desde la cruz para implorar el perdón de sus verdugos. Él es un buen caso para entender la mansedumbre: no era un hombre débil o apocado, no era servil o condescendiente, nada en Él era movido por los bajos instintos de la carne, sino que todo apuntaba al mejor interés por la voluntad de su Padre. Los asuntos externos no lograban hacer que perdiera el control de sus acciones, sus palabras o actitudes. Moisés es otro caso, más cercano a nosotros, pues no era manso, sino que aprendió la mansedumbre. Era un joven violento, con una pasión por la liberación de sus hermanos que se podía desbordar para matar un egipcio con sus propias manos y esconderlo bajo la arena(A). En aquel episodio en que golpeó la roca es muy posible que estuviera canalizando su intención de dejar caer la vara sobre alguien. Con el tiempo aprendió que es imposible cumplir a mano la voluntad de Dios, que podemos ser agentes, pero nada logramos por nuestros propios medios, en el desierto, Moisés aprendió la mansedumbre.
Continuar leyendo

  1. Éxodo 2:11-12 []

Salmo 100

[Audio] Salmo 100: Cuatro (4) llamados piadosos

3 enero 2018 / Rafael Pérez

Cantad alegres a Dios, habitantes de toda la tierra. Servid a Jehová con alegría; venid ante su presencia con regocijo. Reconoced que Jehová es Dios; Él nos hizo, y no nosotros a nosotros mismos; pueblo suyo somos, y ovejas de su prado. Entrad por sus puertas con acción de gracias, por sus atrios con alabanza; alabadle, bendecid su nombre. Porque Jehová es bueno; para siempre es su misericordia, y su verdad por todas las generaciones.Salmo 100:1-5

Este fue el sermón de fin de año (pueden ver también el del 2015: sabiduría para cerrar un año) en nuestra iglesia local, cerrando un 2017 en el que fuimos desafiados en casi todas las áreas imaginables. Expuse los cuatro llamados que hace el salmista en el Salmo 100 con el propósito de que nos propongamos como iglesia responder a cada uno de ellos en este nuevo año que el Señor nos concede. Sobre el primero de los puntos (cantad al Señor con alegría) vuelvo sobre el canto congregacional, que ha sido uno de nuestros temas frecuentes en los últimos tiempos, y con relación al segundo (servid a Jehová con alegría) pueden ver un audio del 2015: el sacrificio de alabanza. Les comparto la introducción y el audio del sermón.


INTRODUCCIÓN Al terminar diciembre muchas personas escriben sus resoluciones de fin de año. Otras prefieren no hacerlo, pues su experiencia ha sido volver en corto tiempo a las cosas de siempre. En esto no tenemos mandamiento, pero así como las organizaciones tienen metas la iglesia de Cristo debería proponerse cada año (con la ayuda del Señor y en su temor) alcanzar un nivel más alto en su devoción; objetivos concretos para desafiarnos y sacarnos de nuestra zona de comodidad. El Salmo 100 es un punto de partida, pues el salmista hace una serie de llamados piadosos que haríamos bien en proponernos responder: cantad, servid, reconoced y entrad. Estas podrían ser nuestras metas como iglesia para el año entrante.

Audio Salmo 100: Cuatro (4) llamados piadosos. Sermón predicado en nuestra iglesia el Domingo 31 de Diciembre del 2017. Descargar MP3

Convencimiento de pecado

Bienaventurados
los que lloran

12 diciembre 2017 / Rafael Pérez

Serie de Artículos Este artículo es la segunda parte de una serie más extensa (ocho artículos en total) sobre las bienaventuranzas. Pueden leer la primera parte (bienaventurados los pobres en espíritu) y la introducción: Introducción al estudio de las Bienaventuranzas.

Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación.Mateo 5:4

Así como reflexionar en la gracia nos conduce a la doxología (adoración), el convencimiento de pecado nos debería llevar a la contrición.

Si la primera bienaventuranza describe nuestra actitud de reconocimiento ante nuestra verdadera condición delante de Dios (confesión), la segunda se refiere al sentimiento que entender nuestro lastimoso estado produce en nosotros por la influencia del Espíritu Santo (contrición). Así como reflexionar en la gracia nos conduce a la doxología (adoración), el convencimiento de pecado nos debería llevar a la contrición: no solamente al rechazo intelectual de la maldad propia o la aceptación racional de la doctrina, sino también a la expresión sincera de nuestro lamento, fruto de un corazón sensibilizado. Este aspecto de la vida cristiana ha sido relativamente descuidado en el último siglo, parece muy católico el lamento ante el pecado, pero quien realmente entiende la salvación no solamente recibe la gracia, sino que lo hace entre lágrimas y dice con el Apóstol: «¡Miserable de mí! ¿quién me librará de este cuerpo de muerte?(A)». Un verdadero cristiano no solamente rechaza intelectualmente el pecado y abraza la doctrina, sino que se lamenta de su lastimoso estado presente, vive asustado, avergonzado y quebrantando constantemente por sí mismo; mientras más crece el hombre espiritual en él, más deplorable se ve el hombre natural que sigue allí: es la viva imagen de una casa vieja que se va remendando, mientras más artesonada es una parte, más desvencijada se ve la otra.
Continuar leyendo

  1. Romanos 7:24 []

crianza de los hijos, crianza cristiana

[Audio] Las expectativas de Dios en la crianza

9 noviembre 2017 / Rafael Pérez

Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo. Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa; para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra. Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor. Efesios 6:1-4

Hacen ya siete años que comenzamos a celebrar en nuestra iglesia el día de la familia, una iniciativa de nuestro ministerio de niños. En cada mes de noviembre tomamos un domingo para invitar especialmente familias y poner a padres y a hijos en contacto con una cosmovisión cristiana sobre algún tema de su interés. Tanto los padres como sus hijos reciben instrucción, el tema de este año —para los adultos— fue un llamado para padres y para hijos: a unos a obedecer en el Señor y a otros a criar en el Señor. Les comparto la introducción y el audio del sermón.


El problema principal de las nuevas generaciones es una ira irracional, muchachos que viven rodeados de privilegios andan por la vida profundamente rotos: airados, dolidos y frustrados; actúan como si acabarán de regresar de la guerra y aún no llegan a los dieciocho años.

INTRODUCCIÓN Padres, pastores y maestros, todos podrían confirmarlo: el problema principal de las nuevas generaciones es una ira irracional, muchachos que viven rodeados de privilegios andan por la vida profundamente rotos: airados, dolidos y frustrados; actúan como si acabarán de regresar de la guerra y aún no llegan a los dieciocho años. Sus padres dicen haberles dado todo lo necesario para que crecieran fuertes y sanos, que crearon para ellos todas las oportunidades, pero aun así sus hijos lucen apagados y sin ganas de vivir. Estos han sido los resultados del sistema de crianza popular, donde Cristo puede ser una referencia, pero no es el centro. Hoy veremos las expectativas de Dios.

Audio Las expectativas de Dios en la crianza. Sermón predicado en nuestra iglesia el Domingo 5 de Noviembre del 2017. Descargar MP3



Lista de correo

Mantente en contacto. Recibe en tu correo los últimos artículos y actualizaciones.

Selecciones

El trasfondo judío de la iglesia cristiana

El trasfondo judío de la iglesia cristiana

Así como cada cristiano es un teólogo, debería ser también un historiador; y de hecho, no será un buen teólogo si ignorara la historia. Nuestra fe es viva, razonable e histórica, despojarla de este elemento sería igualarla al mito.

¿Deberíamos los cristianos consumir bebidas alcohólicas?

¿Deberíamos los cristianos consumir bebidas alcohólicas?

Ante la posibilidad de que «mi correcta doctrina» le sea un estorbo coloco a mi hermano por encima de mi placer, que es el mejor uso que puedo hacer de mi libertad cristiana. Quizás, absteniéndome yo ahora por amor a mi hermano logro que eventualmente ambos tomemos vino en la presencia del Señor.

Importancia y utilidad de la diaconía

Importancia y utilidad de la diaconía

Todo cristiano anhela ver el crecimiento de la iglesia, pero sabemos que esto no depende de nosotros mismos: es un milagro, algo sobrenatural que Dios se ha reservado para Él. Lo que sí está a nuestro alcance es sembrar en tantos lugares como nos sea posible, orar y esperar en el Señor, y si vemos fruto, administrar la cosecha como mejor podamos.

El amor de Dios hacia Caín

El amor de Dios hacia Caín

La gracia común de Dios se ve en la vida de los cainitas (la reprensión, la edificación de ciudades, el establecimiento de familias, el desarrollo tecnológico y en el florecimiento de las artes), con su expresión más grande en tu paciencia.

Nuestra actitud ante el hermano caído

Nuestra actitud ante el hermano caído

Podría ser que la motivación de quienes siguen hoy el camino de los edomitas (alegrándose, jactándose y aumentando la aflicción del hermano caído) sea un fuerte celo por la obra de Dios mal canalizado, pero en muchos casos la motivación podría ser todavía más baja: soberbia, arrogancia y la falta de misericordia; envidia, celos y viejas rencillas sin superar.

¿Por qué el Señor no salva a mi familiar?

¿Por qué el Señor no salva a mi familiar?

Recientemente en dos ocasiones y decenas de veces en los últimos años he tenido que responder la pregunta. Escribo ahora esto no tanto con la intención de darle respuesta, sino con la intención de dar aliento. Lo que pretendo con este corto artículo es ayudar a mis hermanos a glorificar al Señor en sus relaciones con familiares que aún no han creído.